16 C
nubes rotas
La Plata
humidity: 93%
wind: 6 m/s WSW
H18 • L14
HomeTIPO NOTAPanoramasPanorama NacionalEl caso Marino sacude al Congreso y Macri se acordó de la Ley Micaela

El caso Marino sacude al Congreso y Macri se acordó de la Ley Micaela

El caso Marino sacudió al Parlamento y es sólo cuestión de tiempo que aparezcan otros. Foto: Archivo

A Mauricio Macri le gustan las analogías futboleras, aunque menos ahora en tiempos de derrota de Boca Juniors en la Superfinal de la Copa Libertadores de América. Pero el Congreso entró en ‘alargue’ después de que terminaron las sesiones ordinarias el 30 de noviembre y no logró sancionar las leyes que se propuso. Tampoco lo logró en el primer llamado a extraordinarias que hizo del 1ro al 21 de diciembre. Entonces, ahora estaría en los penales, lo que se juega es su ley contra los barrabravas y el financiamiento de los partidos políticos, es decir, la plata para la campaña electoral 2019.

Con el tema barrabravas, Macri pensó que por fin podría dar una respuesta tras el escándalo de la Superfinal River-Boca con las agresiones al micro de los jugadores xeneizes y luego a la ambulancia que trasladaba a Pablo Pérez. Creyó que el tema no encontraría obstáculos en el parlamento, donde la cuestión de los barras había perdido estado parlamentario desde que presentó su proyecto la exlegisladora Patricia Bullrich, ahora ministra.

Justamente la figura de Bullrich con su protocolo de uso de armas para las fuerzas de seguridad y las duras penas que proponía la Casa Rosada para el proyecto contra los barrabravas se empantanó y el oficialismo tuvo que modificar el texto radicalmente, dejando casi todas las penas como excarcelables a pedido de la oposición. El tema ‘trapitos’ fue crucial, el PRO –que en la Legislatura porteña avanzó con el tema que el macrismo hace años que quiere regular o erradicar- lo incluyó e irritó más a algunos opositores, entonces tuvo que ceder. Ya no era el proyecto de Macri, pero no aprobarlo lo dejaría ante otro fracaso en un proyecto que él mismo impulsó.

La otra cuestión que Macri incluyó en extraordinarias es el financiamiento de los partidos políticos con miras a la campaña 2019. Macri se encontró con el obstáculo de Elisa Carrió, que rechaza de plano cualquier aporte económico de las empresas, ni siquiera un limite. La diputada, que hace mucho que no conversa con el Presidente y algunos especulan que terminará dejando Cambiemos en 2019, hizo público su rechazo por las redes sociales y encendió las alarmas en la Casa Rosada. Entonces Macri, en el segundo llamado a extraordinarias hasta el 28 de diciembre, incluyó la iniciativa del financiamiento político pero lo mandó al Senado, eludiendo a la legisladora de momento.

En la Cámara alta, la Casa Rosada tuvo más facilidades para avanzar con el financiamiento porque comparte con el peronismo la necesidad de poner reglas claras después del escándalo de los cuadernos de las coimas y de los aportantes truchos de Cambiemos. También, porque sería difícil conseguir la firma de un responsable contable si no se legisla en la cuestión.

Cuando el Senado ya se preparaba para la última sesión del año este 19/12 con el tratamiento del proyecto antibarrabravas y el financiamiento político, irrumpió la denuncia de la empleada parlamentaria Claudia Guebel contra el senador oficialista Juan Carlos Marino, por abuso sexual. Esa acusación, como muchas que están apareciendo en los medios de comunicación diariamente, fue motivada por la valiente y estremecedora denuncia de la actriz Thelma Fardín.

El caso Marino sacudió al radicalismo -partido al que pertenece el senador -, a Cambiemos, al Congreso y a la clase política en general. Es cuestión de tiempo para que surjan otros casos en el ámbito parlamentario, algunos son conocidos por el personal legislativo pero nunca trascendieron. La propia Guebel de alguna manera lo anticipó en una entrevista periodística que brindó a una radio porteña donde dijo que su denuncia tenía el propósito de marca un antes y un después en el Congreso.

Motivado por el caso Fardín, como antes lo fue por el Superclásico y salpicado por el escándalo de Marino, Mauricio Macri anunció este viernes que ampliará el temario de las sesiones extraordinarias para incluir la denominada Ley Micaela, que establece la capacitación obligatoria en materia de género para el personal de los tres poderes del Estado con el propósito de prevenir la violencia contra las mujeres.

No es una ley a la cual los legisladores no hayan prestado atención, de hecho antes de su anuncio, diputados opositores le habían reclamado a Macri incluir en extraordinarias la Ley Micaela, que ya tiene dictamen de comisión y está en condiciones de tratarse en recinto desde el 21 de noviembre.

Sin dudas, se trata de otro logro de la denuncia de Fardín.

Fuente: ExtraNews

Comentarios

Redacción

Periodista Parlamentario acreditado en el Congreso de la Nación