16 C
nubes rotas
La Plata
humidity: 93%
wind: 6 m/s WSW
H18 • L14
HomeTIPO NOTAAnálisisCristina observa y apunta: Lula, en rebeldía, apuesta al caos y expone la integridad de sus seguidores

Cristina observa y apunta: Lula, en rebeldía, apuesta al caos y expone la integridad de sus seguidores

Con un notable nivel de irresponsabilidad, el ex presidente condenado por corrupto estableció una muralla humana entre él y la Justicia para evitar su arresto Foto: Imagen Web

El plazo dado ayer por el juez Sérgio Moro para que el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se entregue voluntariamente en la sede de la Policía Federal de Curitiba, venció a las 17 (hora local y de Argentina), mientras el líder del PT seguía dentro del Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en el gran San Pablo, junto a miles de simpatizantes.

Desde el Sindicato, Lula se asomó por una ventana rodeado de referentes políticos del PT para saludar a sus seguidores. Pocos minutos antes, la presidenta del Partido de los Trabajadores, Gleisi Hoffmann, había leído a la multitud que se congregó para respaldar al ex presidente, un mensaje del histórico líder petista en el que agradecía a los militantes por su presencia, reivindicaba su inocencia, afirmaba que el triple fallo condenatorio de la Justicia era un “ataque a la democracia” y que “de acá no vamos a salir, ni nos vamos  a ir”, frase con la que vinculó a todos los manifestantes a su propia suerte.

Como puede verse, ahora Lula se niega a entregarse, y aumenta la tensión alrededor de su persona. El Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF4) había ratificado ayer la condena en su contra, y confirmó de esta forma la sentencia de primera instancia del juez de la 13ª Corte Federal de Curitiba, Sergio Moro.

Moro tuvo a su cargo la megacausa de corrupción del Lava Jato, que reveló una trama de negociados que envolvían a la empresa estatal brasileña de petróleos Petrobras y una larga lista de sobornos pagados a dirigentes políticos por el gigante de la construcción Odebrecht.

 

¿A pasos de la sedición?

Un audio que circula por la red WhatsApp, en apariencia grabado por una militante del Partido de los Trabajadores brasileño que dice estar de viaje por España, las autoridades petistas estarían arengando a los partidarios del ex presidente a movilizarse a Sao Bernardo Ocampo, cerca de San Pablo, donde está la sede del Sindicato Metalúrgico, lugar desde el que Lula resiste al arresto.

La estrategia apuntaría a movilizar una multitud para formar un escudo humano que impida la detención del ex mandatario, condenado a doce años y un mes de prisión por haber recibido coimas de un contratista privado del Estado mientras era presidente.

Mientras pasan los minutos y cumplido el paso para una entrega voluntaria, el ex Presidente y ahora reo condenado por la Justicia, expone a todos sus partidarios y conciudadanos y al país en su conjunto a una situación de conflicto sumamente peligrosa, de ésas que pueden provocar enfrentamientos con víctimas humanas, al privilegiar sus intereses egoístas utilizando a los militantes como escudo humano, sin medir las consecuencias que su conducta podría acarrear para el pueblo brasileño.

Más allá de esta cuestión, tampoco se comprende la desaprensión de alguien con expectativas de dirigir el país a la hora de obedecer a las instituciones democráticas y al Estado de Derecho. ¿Lula quiere servir al país o seguir sirviéndose de él?

Desde los medios de prensa se insiste con la idea de que aun en el bunker de Lula están negociando con la Justicia las condiciones para la entrega y las condiciones de detención del ex presidente.

Algunos incluso aventuran que la posibilidad de sostener en pie su candidatura presidencial forma parte de las demandas que tiene el ex mandatario, quien después de haber recibido un departamento como pago para autorizar un contacto de obra pública pretende volver a dirigir el país. Las novedades no dejan de sucederse, minuto a minuto. Falta mucho para que este caso se resuelva.

 

Un lobo disfrazado de oveja

El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva “no irá hacia el matadero con la cabeza gacha”, afirmó hoy Antonio Batocchiono, uno de los abogados del líder opositor brasileño.

El letrado dijo en declaraciones a Folha de Sao Paulo que Lula “no ofrecerá resistencia” cuando la Policía Federal lo busque para cumplir la orden de prisión.

Lula decidió no entregarse como lo había planificado el juez Sérgio Moro. Su compañera Gleisi Hoffmann dijo que él no incumplió la ley al no entregarse. “Lula optó por no ir a entregarse a Curitiba. Todos saben donde está, está aquí, con el pueblo”, dijo Hoffmann.

 

Lula es un kirchnerista más

Quizás por eso siguen con tanta atención la suerte de Lula desde el Instituto Patria, el bunker de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner: Ella, al igual que otros dirigentes del Frente para la Victoria, consideran al ex presidente caído en desgracia uno de los suyos, y por eso salieron por las redes rápidamente para expresarle su respaldo.

“Acompañamos a Lula y al pueblo de Brasil”, escribió la actual senadora nacional en un mensaje subido a su cuenta oficial de Twitter, en la que subió una foto del fundador del Partido de los Trabajadores en medio de una multitud de seguidores.

 

La ex presidenta argentina ve en Lula a un espejo horripilante en el que ella misma previsiblemente deberá mirarse muy pronto. Tal vez por eso, desde su cuenta de Twitter, la multiprocesada Cristina expresó que “Hoy en Brasil algo ha quedado definitivamente claro. Lula va a ganar las próximas elecciones presidenciales y las elites del poder, a las que nunca les interesó ni la justicia ni la democracia, utilizan el aparato judicial para su proscripción. Todo nuestro afecto para con él.”

La justificación de CFK no sorprende: Todos los corruptos argumentan persecución política cuando sufren reveses judiciales, y en especial cuando son condenados. Raramente los delincuentes políticos reconocen sus delitos. Cristina no puede decir otra cosa de su par brasileño, por la simple razón de que ella misma emplea esa misma estrategia de defensa para intentar zafar del futuro ominoso que podría esperarle, si la Justicia argentina hace su trabajo en serio.

 

Voces camporistas

Pero una vez que la líder salió a hablar, sus laderos se sintieron autorizados a seguirla. Y salieron a hacerlo, como corresponde y como siempre fue, con la misma opinión que su jefa. Por eso Jorge Taiana, ex canciller durante las presidencias de Néstor y de Cristina Kirchner, explicitó su “apoyo al querido @LulapeloBrasil” en un mensaje en Twitter.

“Para que se respete la democracia en Brasil y que pueda ser candidato en las elecciones de este año en el país hermano”, señaló el dirigente de la agrupación kirchnerista Unidad Ciudadana, que posteó en ese sentido el hashtag #JusticiaPorLula.

En tanto, el actual presidente de la bancada kirchnerista en la cámara baja, Agustín Rossi, respaldó la inociencia de Lula ante la condena que sufrió por parte de la justicia de su país.

“Estamos junto a Lula da Silva y todo el pueblo brasileño en esta embestida corporativa de la derecha que busca inhabilitar la candidatura presidencial de un constructor de la Patria Grande y la igualdad social”, escribió Rossi en su cuenta de Twitter.

En tanto que la diputada nacional Cristina Alvarez Rodríguez publicó fotos de la movilización realizada ayer en Porto Alegre en apoyo a Lula y remarcó que “el pueblo no olvida a quien lo honra”. Y el diputado nacional Guillermo Carmona subió una foto junto al ex gobernante y en su defensa se preguntó: “¿Cuál es el crimen de Lula? Y respondió: “Haber sacado de la pobreza y el hambre a más de 40 millones de brasileños e impulsado la integración de los latinoamericanos. Por eso la elección sin Lula es fraude”.

“Defendemos la democracia de nuestros hermanos brasileños porque defendemos la democracia y la integración de la Patria Grande”, señaló en Twitter el dirigente de la Organización La Cámpora Wado de Pedro, y el legislador porteño Mariano Recalde ratificó su respaldo al líder del Partido de los trabajadores “para que los brasileños puedan elegir con libertad en qué país quieren vivir”.

En ese tónica, el diputado del Movimiento Evita Leonardo Grosso recalcó que “la Justicia no puede impedir lo que el pueblo quiere elegir”, y el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yaski, observó por medio de las redes sociales que el “único crimen del ex presidente brasileño fue sacar a 40 millones de personas de la pobreza”.

La ex diputada nacional por el Frente para la Victoria Juliana di Tulio consideró que “Argentina sabe mucho de proscripciones que le costaron mucho a la democracia”, y refrendó su apoyó al ex presidente brasileño con la publicación en Twitter de una foto de Lula.

 

Hay apoyos que matan

“No pueden tolerar que Lula tenga un vínculo de amor recíproco con su pueblo y que haya logrado sacar a 36 millones de brasileros de la pobreza. Esa es la verdadera razón por la que lo persigue el poder económico”, sostuvo a su vez en las redes sociales el ex titular de la disuelta Afaca, Martín Sabbatella.

Muchos de los mencionados enfrentan causas por corrupción en los Tribunales, por lo que se comprende esa sentida identificación con el  popular presidente brasileño caído en desgracia. Hasta Julio de Vido lo saludó desde su twitter.

 

Es más, el ex todopoderoso ex ministro de Planificación de Néstor y de Cristina Kirchner, se inspiró y desde otro posteo rememoró un mensaje de hondo alcance geopolítico:

“Grandes tiempos, otros tiempos, estos compañeros nos marcan los tiempos por venir”, dice De Vido. No sabemos cómo lo habrá tomado el presidente boliviano, pero si cualquiera fuera Evo Morales, debería sentirse preocupado. Auguramos, con afecto y buena voluntad para el mandatario andino, mejores tiempos por venir que los que les tocaron a sus tres compañeros de foto…

De manera informal, algunos partidarios de Lula equiparan esta movilización a la del 17 de octubre de 1945, cuando el pueblo trabajador marchó a Plaza de Mayo para respaldar a Juan Domingo Perón, quien ya estaba bajo arresto. Dejamos en manos de los peronistas memoriosos si las dos circunstancias son equiparables.

 

Fuente: ExtraNews

Comentarios

Redacción

Politólogo de la Universidad de Buenos Aires. Especialista en Opinión Pública y Análisis Político. Periodista del Círculo de la Prensa de Buenos Aires. Maestrando en Análisis Político en la UNTREF y en Defensa Nacional en la UNDEF. Miembro de la Sociedad Argentina de Análisis Político.