16 C
nubes rotas
La Plata
humidity: 93%
wind: 6 m/s WSW
H18 • L14
HomePolíticaEl director de un hospital odontológico de La Plata fue denunciado por acoso laboral, sexual y amenazas

El director de un hospital odontológico de La Plata fue denunciado por acoso laboral, sexual y amenazas

Hospital odontológico Adolfo Bollini Foto: ExtraNews

El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, conducido por Andrés Scarsi, se encuentra envuelto en una causa por acoso sexual y laboral contra el director de un centro de atención en odontología de la ciudad de La Plata. Es que el director del Hospital Odontológico Adolfo Bollini, ubicado en calle 53 esquina 16 de la capital bonaerense, fue denunciado por una joven de 25 años que afirma haber sido víctima de los delitos antes mencionados, por parte de su jefe, el odontólogo César Torillo.

César Torillo, director del Hospital odontológico Bollini de La Plata

En el relato de Camila, tal es el nombre de la denunciante, Torillo habría ejercido acoso contra ella en abuso de su situación de poder dentro de la estructura laboral. Con frases sexualmente intimidatorias como “qué hermosa que estás”, “¿seguís de novio?”, “¿cuándo lo vas a dejar?”, el denunciado habría acosado a la empleada del Ministerio durante aproximadamente dos años.

Al ver que lejos de diluirse con el correr del tiempo, la actitud de Torillo se incrementaba, Camila decidió asesorarse jurídicamente para proceder de manera atinada en pos de poner fin a su calvario. Y así llegó hasta el estudio de la abogada Nazarena Corvalán, quien de inmediato se puso a disposición de la joven para avanzar contra el implicado.

La implicación del Ministerio

La primera recomendación de la abogada fue elevar una descripción de los hechos ante las autoridades del Ministerio para que pongan fin al accionar de Torillo. Y aparentemente el llamado de atención al director del instituto existió. Aunque según información que pudo recavar ExtraNews, la comunicación entre los responsables de la cartera conducida por Scarsi y el odontólogo habría sido más en tono de «no te compliques la vida» que una llamada de atención.

A priori el efecto buscado de cortar con el acoso sexual funcionó. Pero lejos de ser aquello una solución, fue la mutación del problema, puesto que Torillo cambió las frases sexuales por amenazas contra la víctima, según relató la abogada de Camila.

Además, en linea con la información que obtuvo este medio de fuentes del Ministerio, la letrada aseveró que no hubo ningún avance en relación a la apertura de un sumario administrativo o la investigación de los hechos por parte de las autoridades.

La denuncia fue llevada ante la Justicia

La sumatoria de estos hechos llevó a Corvalán a recomendar a la víctima que radicara una denuncia en sede policial para que el caso pase a las manos de la Justicia y se realice una investigación de los hechos. Y así lo hizo Camila. Pero, según relata la abogada, no fue tarea sencilla lograr que en la Comisaría de la Mujer de la ciudad de La Plata le tomen la denuncia. Increiblemente debieron insistir.

Finalmente, a pesar de la odisea, lograron asentar la denuncia y la causa fue a parar a las manos de la fiscal Virginia Bravo, quien tiene a su cargo la UFI N°7. Tras dos semanas, la causa fue archivada sin avances.

Justicia machista

De allí, y con la desilusión de la letrada y su clienta, la causa se traslado a la Juzgado de Familia. Al respecto, Nazarena Corvalán refirió que: «Pedimos radicación en sede administrativa o en el último de los casos en la Justicia Laboral aunque no corresponda para que se encuadre un poco mejor la competencia».

Y es que además de no ser competencia real de la Justicia de Familia, la situación lleva el imaginario a la Justicia anterior al crecimiento de la lucha feminista cuando, por ejemplo, la «violencia de género» se enmarcaba en «violencia doméstica». Aunque no pudimos constatar si el ministro Scarsi está al tanto del tema, autoridades de primera linea deberán tomar el control de la situación y conducir los hechos por un camino de esclarecimiento antes de verse salpicados por el escándalo.

Fuente:

Comentarios