16 C
nubes rotas
La Plata
humidity: 93%
wind: 6 m/s WSW
H18 • L14
HomeEstadoActividad ParlamentariaEscándalo en el debate por el Presupuesto, una remake de la reforma previsional

Escándalo en el debate por el Presupuesto, una remake de la reforma previsional

Otro error no forzado del oficialismo (y van...). Quiso improvisar con la sesión del Presupuesto, y obtuvo otra escena de turbiedad y desmanes. Foto: Archivo

Hay dos factores que Cambiemos tenía que tener en cuenta para una sesión tan tensa y riesgosa como la de este miércoles para tratar el Presupuesto 2019:

1- Garantizarse una mayoría holgada para abrir la sesión y conseguir la media sanción en la madrugada del jueves a fin de evitar sorpresas en la votación en general y en la particular por los ausentes con aviso y los que se van a abstener o se arrepentirán.

2- Controlar la calle. Ya había una movilización prevista para el día del debate, no era sorpresa para nadie. Incluso se había manejado en el oficialismo la posibilidad de trasladar la sesión al jueves y eludir la movilización.

Pero Cambiemos insistió en acelerar los tiempos. Ya se vio en el tratamiento en comisión, cuando se convocó a la sesión especial antes del dictamen y con el error que obligó a una inédita ‘Fe de erratas’. Tal vez para cumplir con los tiempos que se autoimpuso y que el Senado logre la sanción antes de la reunión del G20, el oficialismo no se dio cuenta que se estaban repitiendo las mismas condiciones de diciembre pasado cuando se trató la reforma previsional.

Luego de iniciada la sesión con quórum ajustado, lo que siguió fue un calco de los acontecimientos de fines de 2017: encapuchados tirando piedras contra la valla policial, legisladores mezclados entre los manifestantes y reacción policial desmedida.

La represión terminó repercutiendo en el recinto, donde la oposición denunció los hechos de violencia y pidió la suspensión de la sesión mientras el oficialismo insistía en retomar un debate desbordado.

Otra vez tumultos entre los diputados en sus bancas, gritos, forcejeos. Se repitió la imagen de legisladores en el estrado del Presidente de la Cámara tironeando por la continuidad del debate…todo al borde del bochorno.

El presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, tuvo que llamar a un cuarto intermedio de 10 minutos para intentar reencauzar la situación, con el acuerdo de los jefes de bloque. Que no fue tan acuerdo. La promesa fue la presencia del ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Martín D’Alessandro, responsable del operativo policial, pero para un rato después.

En el medio, Cambiemos intentó retomar el tratamiento del Presupuesto, pero la oposición volvió a insistir en la suspensión hasta que por lo menos se presentara D’Alessandro en la reunión privada con los jefes parlamentarios.

De ese cónclave depende el futuro de la sesión y del Presupuesto, porque Cambiemos tiene ahora que retener a sus aliados en un clima espeso como remake de la reforma previsional.

Fuente: ExtraNews

Comentarios

Redacción

Periodista Parlamentario acreditado en el Congreso de la Nación