16 C
nubes rotas
La Plata
humidity: 93%
wind: 6 m/s WSW
H18 • L14
HomeTIPO NOTAPanoramasPanorama NacionalFinanciamiento de partidos políticos: “¿Qué empresa va a querer poner una moneda?”

Financiamiento de partidos políticos: “¿Qué empresa va a querer poner una moneda?”

La campaña 2019 se inauguró con un debate en un plenario de comisiones del Senado con expositores invitados del ámbito judicial y las ONG’s Foto: Archivo

Esta semana, el Congreso de la Nación empezó oficialmente a trabajar en la campaña electoral 2019 con la discusión de la nueva ley de financiamiento de los partidos políticos. El debate se inauguró en un plenario de comisiones del Senado con expositores invitados del ámbito judicial y las ONG’s, paralelamente al tratamiento del Presupuesto 2019.

 

Termina el año y los diputados y senadores ya están pensando en las elecciones del año que viene. De hecho, en la Cámara alta quieren aprobar el financiamiento durante este mes, antes de que terminen las sesiones ordinarias el 30 de noviembre.

El tema, que no estaba en la coyuntura política y se encuentra a años luz de las preocupaciones de la gente, se habría reactivado tras una conversación entre el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el jefe de los senadores del peronismo federal, Miguel Ángel Pichetto, quien venían bregando por una agenda de transparencia junto con su ley del lobby.

El interés del oficialismo y el peronismo no kirchnerista es mutuo: la causa de los Cuadernos de Centeno salpicó a los peronistas y la de aportantes truchos, a Cambiemos. Los empresas también se vieron afectadas al punto de comprometer la actividad económica.

El gobierno nacional envió un proyecto sobre financiamiento de los partidos políticos en agosto pasado en medio de su escándalo de los aportantes, a fin de superar la crisis que impactó de lleno en María Eugenia Vidal. El problema es que a Elisa Carrió y a los radicales no les convenció la habilitación de los aportes de las empresas.

No pasa lo mismo en el Senado, donde no hay ‘lilitos’ y los radicales parecen más proclives a un acuerdo.

El peronista Dalmacio Mera, titular de una de las tres comisiones que debate los varios proyectos que hay presentados sobre financiamiento, es optimista con el trámite parlamentario: “Creo que vamos a poder tener aprobado el proyecto antes de fin de año”.

La rapidez en acordar sobre este tema demuestra que las necesidades electorales y económicas de la política siempre descubren puntos de encuentro.

Un importante senador de Cambiemos consultado por ExtraNews sobre las divergencias acerca del aporte de las empresas a las campañas políticas, resumió el tema así: “ya no tiene tanta importancia…¿qué empresa va a querer poner una moneda en las elecciones 2019?”.

Según ese legislador, se buscará por estos días consensuar un proyecto único con la oposición y tener sancionada la norma en marzo de 2019 para que entre en vigencia para los comicios presidenciales.

Con el Presupuesto cerrado y acordado, la cuestión ahora son las leyes adjuntas que podrían modificarse.  Miguel Pichetto se anotó esta semana una victoria cuando cerró el acuerdo con Cambiemos y los gobernadores para eximir del pago de bienes personales a las viviendas familiares que no superen un valor de $ 18 millones, el equivalente a unos US$ 465 mil aproximadamente. Pero antes, tuvo que contener una arremetida de algunos mandatarios provinciales que exigieron restituir el Fondo Sojero, cuya acta de defunción había sido firmada hace rato.

El senador rionegrino se reunió esta semana con los gobernadores Gerardo Zamora (Santiago del Estero); Gildo Insfrán (Formosa); Mariano Arcioni (Chubut); Sergio Casas (La Rioja); Lucía Corpacci (Catamarca) y Roxana Bertone (Tierra del Fuego), entre otros. Allí, algunos le pidieron al jefe del bloque de Argentina Federal que los compensara por el cambio en bienes personales reclamándole al Gobierno que vuelva el Fondo Sojero.

Frigerio ratificó que ese fondo no vuelve más. Pichetto lo repitió. Y al día siguiente el rionegrino anunció que se modificaría bienes personales. Algo pasó en el medio…

Al parecer, quienes exigieron con más vehmencia el extemporáneo Fondo Sojero fueron Gildo Insfrán, Gerardo Zamora y Rosana Bertone.

La eliminación de esa caja creada por el kichnerismo fue mediante un DNU presidencial que el Congreso debe refrendar. Los K intentaron voltearlo en su momento junto con el resto de la oposición, pero el Gobierno prometió compensaciones y desactivó la cuestión. Sin embargo, quedó latente ya que tiene votada una preferencia para ser tratado en recinto y los opositores ‘duros’ podrían colarlo cuando se trate el Presupuesto.

Detrás del reclamo en la reunión con Pichetto, tanto el senador como el Gobierno vieron la posibilidad de un quiebre en el bloque de Argentina Federal si los K se plegaban a Insfran, Zamora y Bertone.

La reacción fue rápida: en el caso de la fueguina, se le otorgó la modificación del decreto 864 que había eliminado posiciones arancelarias y perjudicaba a la producción de electrodomésticos de Tierra del Fuego. En el oficialismo dicen que gracias a eso sumaron los votos de los senadores de esa provincia al Presupuesto, habrá que ver.

Luego, el Gobierno hizo otro gesto y envió a las provincias el primer tramo de $1000 millones de los $4100 millones que habían prometido para compensar la eliminación del Fondo.

Al parecer todo fue una amenaza para acelerar el pago de promesas atrasadas, pero tanto Pichetto como Cambiemos no quisieron arriesgarse a complicar las cosas en la bancada peronista federal, decisiva para sancionar la ‘ley de leyes’.

Por ahora nada calmó a ese grupo de gobernadores que intentarán forzar en el recinto la votación del dictamen sobre el DNU del Fondo Sojero el 14 de noviembre, cuando se trata el Presupuesto.

En Cambiemos creen que los ‘duros’ son “apenas 3 ó 4 gobernadores”. Pero el tema es qué hará el resto de la bancada de Pichetto si el asunto llega a votación. De ser así tendrían que votar en contra de los deseos de los mandatarios, lo que le generaría un fuerte desgaste a su liderazgo. El mismo senador lo reconoció, de alguna manera, cuando dijo a la prensa esta semana lo siguiente: “Tengo gran respeto por los gobernadores, pero no soy su empleado. Los acuerdos se deben respetar” y les recordó a esos gobernadores que “si lo que querían era el Fondo Sojero, el tema se debería haber planteado cuando se discutió el Presupuesto en Diputados”.

Aún faltan varios días para el 14 de noviembre y Frigerio podría repetir el gesto que tuvo con Bertone para desactivar la movida.

Atento a lo que logró Pichetto, los radicales también salieron a pedir modificaciones para bajar en dos o tres puntos porcentuales los impuestos a las cooperativas y mutuales con patrimonios superiores a los $ 100 millones. Pero para evitar tocar el Presupuesto, se presentará una ley que ya fue acordada por todos los sectores.

Tanto los cambios en Bienes Personales como el proyecto para las cooperativas los terminará sancionando Diputados. Queda poco tiempo para que todo ocurra en noviembre, nadie quiere estar en el crítico diciembre por el Congreso.

Fuente: ExtraNews

Comentarios

Redacción

Periodista Parlamentario acreditado en el Congreso de la Nación