16 C
nubes rotas
La Plata
humidity: 93%
wind: 6 m/s WSW
H18 • L14
HomeTIPO NOTAPanoramasPanorama NacionalFrustrado en el Congreso, Cambiemos ya reinstala el desafuero de Cristina para 2019

Frustrado en el Congreso, Cambiemos ya reinstala el desafuero de Cristina para 2019

El 2018 cierra con un triste récord: Sólo hubo 61 leyes, uno de los niveles de producción más bajos desde 1983. Foto: Archivo

Terminan las sesiones extra-extraordinarias y Mauricio Macri no logró las leyes principales que pretendía ni dentro del período ordinario ni tampoco en la primera convocatoria a extraordinarias: se trata de la ley antibarrabravas y la de financiamiento político que pone las reglas de juego para la campaña electoral 2019. Sólo logró la sanción de la denominada Ley Micaela, que en verdad impulsaron opositores y él puso en el temario tras la denuncia de violación de la actriz Thelma Fardín al actor Juan Darthes.

Si bien es cierto que el Congreso aprobó casi todo el temario de proyectos que envió el Ejecutivo para las extraordinarias, de las tres iniciativas centrales que el Gobierno pretendía o reclamó públicamente sólo logró la sanción de la Ley Micaela.

Ya en modo electoral, la Justicia le permitió a Cambiemos volver a instalar la cuestión del desafuero de Cristina Fernández tras la confirmación del procresamiento de la actual senadora nacional en la causa de los cuadernos y las novedades en el expediente Hotesur.

Todo ocurre mientras el peronismo alternativo sumó al gobernador Gerardo Zamora a su sector, el 10mo mandatario que captan para su grupo. Además, se distanciaron más del kirchnerismo.
Ágil en la respuesta, Federico Pinedo advirtió que el oficialismo insistirá nuevamente con el pedido de desafuero, poniendo al peronismo no-K otra vez en la posición de explicarle a la sociedad por qué no permite desaforar a la expresidenta.  Miguel Pichetto, precandidato presidencial de ese peronismo federal, tuvo que volver a poner la cara este jueves y a someterse al desgaste político de ratificar que no accederá a ningún desafuero sin sentencia firme.

El pedido del juez Claudio Bonadio recién se tratará en 2019 (primero debe darle ingreso el Senado en sesión, algo difícil ya que quedan 6 días de actividad parlamentaria según el decreto de extraordinarias de Macri y no hay sesión a la vista) ya que debe hacer todo el periplo legislativo ingresando a la comisión de Asuntos Constitucionales, que conduce el peronismo alternativo en la figura de Dalmacio Mera (primo del gobernador Urtubey) y que no tiene mucho interés en darle pronto tratamiento.

Un antecedente sobre el desafuero de Cristina: este año la Comisión de asuntos Constitucionales tampoco le dio prioridad al pedido de desafuero de Bonadio y nunca emitió dictamen. Cambiemos tuvo que reclamar en el recinto que se trate ya que la comisión no se expedía y se vencían los plazos. No tuvo quórum para sesionar y el tema se cayó. En ese caso la solicitud de desafuero fue por la investigación del presunto encubrimiento del atentado a la AMIA.

Tampoco avanza por ahora el desafuero que reclamó para sí mismo el senador Juan Carlos Marino (UCR-La Pampa), que en la última sesión de la Cámara alta pidió que le quiten sus privilegios parlamentarios para que sea investigado por la denuncia de abuso sexual de la empleada legislativa Claudia Guebel. Ocurre que primero debe ser un juez quien lo pida, y luego lo debe tratar el Senado en los pocos días que falta del año.

Marino pidió que le quiten los fueros en la última sesión del Senado donde justamente se sancionó por unanimidad la Ley Micaela, que implementa la capacitación en los tres poderes del Estado en materia de violencia de género. El legislador tuvo el decoro de no estar presente en ese momento, hizo su descargo en el recinto, hizo otro discurso ante la prensa a su salida sin aceptar preguntas de los periodistas y dejó a su abogado para que difunda un presunto vinculo entre la denuncia de Guebel y la interna pampeana, donde el secretario de Deportes Carlos McAllister irá de candidato a gobernador en 2019 y competía con Marino, quien poco antes de la denuncia había decidido bajarse de la precandidatura.

Al parecer no hubo acuerdo con el PRO sobre la candidatura pampeana donde aseguran que el radical tenía mejor intención de voto que el actual secretario. La intriga política intenta desviar la atención de lo importante: la denuncia de Guebel, que además apuntó a otros dos asesores del Congreso.

A pesar de que el temario enviado por Macri al Congreso casi se cumplió en su totalidad, el 2018 cierra con un triste récord para el Legislativo: sólo hubo 61 leyes, uno de los niveles de producción más bajo desde el retorno a la democracia en 1983, apenas por encima de 1987 que tuvo el desempeño más pobre con 57 leyes. Esa marca podría romperse en 2019, donde se anticipa que la falta de consensos seguirá con un oficialismo en minoría y opositores dispersos con el agravante que además es año electoral y la actividad del parlamento baja a lo mínimo indispensable para que el Estado funcione.

Fuente: ExtraNews

Comentarios

Redacción

Periodista Parlamentario acreditado en el Congreso de la Nación