16 C
nubes rotas
La Plata
humidity: 93%
wind: 6 m/s WSW
H18 • L14
HomeEstadoActividad JudicialLa Corte Suprema jugará fuerte durante el año electoral

La Corte Suprema jugará fuerte durante el año electoral

Foto: Ministros de la Corte

La Corte Suprema decidió salir a enviar una serie de mensajes “ordenadores” con destino a distintos despachos, del Gobierno y del sistema político y judicial. Algunos tendrán formato de declaraciones públicas -como las que ya hizo el juez Horacio Rosatti- y otras estarán contenidas en los fallos que prepara dentro (y fuera) de su cronograma de sentencias. La intención, consensuada con la mayoría de los supremos, será comenzar a completar “vacíos” que existen en la práctica y que se han cristalizado en tensiones constantes entre la Casa Rosada, el Poder Legislativo y el Poder Judicial, con eje en los convulsionados tribunales de Comodoro Py. Un detalle no menor para la interna de la Corte: pese a los esfuerzos de Carlos Rosenkrantz de tentar al destino sobre su continuidad en la presidencia del máximo Tribunal, no existe en el cuarto piso del Palacio de Tribunales voluntad alguna para removerlo del cargo, más allá de alguna jugada individual para continuar esmerilándolo. En el Gobierno piensan con resignación: si Mauricio Macri logra la reelección, impulsará una ampliación del Tribunal. De eso se habla en despachos oficiales ante un escenario que se asoma adverso y sin chances de revertirse.

La semana pascual tendrá un hito en el checklist de fallos programados: el caso “Farfán”. Se trata de una causa originada en la Justicia de Jujuy, en la que a dirigentes sindicales vinculados a Carlos “Perro” Santillán fueron excarcelados bajo la exigencia de no volver a asistir a manifestaciones públicas que incluían asambleas o reuniones de trabajadores. La decisión de primera instancia impactó en Roberto Urzagasti, Justo Pastor Leguizamón, Pilar Magdalena Ruiz y Ariel Marcelo Gutiérrez que incluyó el curioso criterio de libertad con restricciones. La Cámara de Apelaciones avaló la resolución y el caso escaló al Superior Tribunal de Justicia de la provincia que desechó la apelación por unos incidentes ocurridos en 2014. La decisión mayoritaria de la Corte apunta a desbaratar el exótico antecedente que impondría el criterio de excarcelación “condicionada” a libertades individuales que impuso la Justicia jujeña, vapuleada ya por su permeabilidad al poder político provincial.

El segundo ítem que se enlista en la interna es el llamado a audiencias públicas por las tasas municipales que las comunas reciben de las petroleras que operan estaciones de servicio en sus distritos. Lo llamativo del caso es que el recurso de queja cobró un impulso inusitado hasta convertirse en una exposición prevista para el 29 de mayo y el 6 de junio en formato de audiencias públicas donde tomarán parte 40 municipios de amplio pelaje ideológico para defender lo que representa casi el 35% de su recaudación bajo concepto de tasas. Sobre la hora, Rosenkrantz se excusó tras recordar que representó como abogado a una de las empresas involucradas en el litigio. En condiciones normales, la apelación hubiese sido desestimada por la Corte por inadmisible, “un 280”. Su crecimiento implicará un efecto político potenciador de los municipios y una puesta en escena que impactará en las petroleras y en intendentes que podrían estar a tiro de triunfo revalorizados más allá de su color político. Los habrá kirchneristas, macristas y “eternos” protagonizando la defensa de sus “cajas”. En la Corte aguardaban la reacción de Rosenkrantz porque su permanencia en la resolución del conflicto en el caso “Esso vs. Quilmes” (Ahora Axion) enfilaba hacia un nuevo escándalo. Mucho mayor que los ecos de la fotografía el presidente del máximo tribunal en la fiesta de casamiento de la hija del operador judicial Fabián “Pepín” Rodríguez Simón.

Su presencia en el evento junto a la “mesa judicial” del Gobierno y su futuro “road show” en busca de inversiones junto a la plana mayor del oficialismo motivaron el comentario sobre un eventual intento de forzar una destitución por parte de sus pares. No va a ocurrir a corto plazo. Quienes entienden el actual funcionamiento de la Corte interpretan que no hay motivo para cambiar la cúpula. Los fallos que quiere la mayoría saldrán de todas maneras y ya no hay interés por encaramarse a la cabeza de una “diluida” presidencia. Las declaraciones de Rosatti fulminaron como un rayo la actualidad de Comodoro Py y repercutieron de forma indirecta sobre Carlos Stornelli y su cada vez más solitaria rebeldía a comparecer ante el juez de Dolores Alejo Ramos Padilla. Primer efecto del mensaje político: La Cámara Federal de Mar del Plata interpretó los dichos del juez como un semáforo en verde para avanzar en la dirección de un fallo inminente que respalde a Ramos Padilla al frente de la investigación por espionaje ilegal que sigue en su juzgado. A espaldas de Stornelli, muchos “federales” hicieron llegar su beneplácito con las palabras públicas del juez y las leyeron como un factor ordenador ante la inocultable anomia que se adueñó de los tribunales de Retiro. Llegarán más mensajes que impactarán como dardos, e irán más allá del Poder Judicial, colándose en el calendario electoral y en la siempre estratégica provincia de Buenos Aires con la visibilidad que adquirirán los municipios por este caso.

Con menos diplomacia y altas dosis de sarcasmo, la interna en la Corte no aflojó: los altercados luego del discurso de apertura del año judicial motivaron una descripción cruel de una supuesta dualidad en la actitud de Rosenkrantz entre su postura pública y dentro de las paredes de la Corte. A sus espaldas bautizaron ese momento como el nacimiento de los “mellizos” Carlos y Fernando, en alusión al primer y segundo nombre del titular de la Corte.

Fuente:

Comentarios