16 C
nubes rotas
La Plata
humidity: 93%
wind: 6 m/s WSW
H18 • L14
HomeTIPO NOTAPanoramasPanorama NacionalMacri firmará una central nuclear con China. Los desafíos de mostrarse equidistante ante las demás potencias

Macri firmará una central nuclear con China. Los desafíos de mostrarse equidistante ante las demás potencias

Macri y Xi Jinping durante el G20 celebrado en Argentina Foto: ExtraNews

Argentina y China firmarán un nuevo acuerdo. En este caso se trata de un convenio por 7.900 millones de dólares para la construcción de una central nuclear. Será la cuarta y el acuerdo será frmado por los dos mandatarios a pesar de las presiones estadounidenses para que los socios de Trump jaqueen al gigante asiático en el marco de una guerra comercial que se extiende y preocupa a buena parte del mundo.

Xi Jinping le otorgará a la administración Macri un prestamos de casi 8.000 millones de dólares ara la construcción de la central y a cambio la construcción y puesta en marcha se hará con tecnología china casi en un 100%.

Marcos Peña llegará a Beijing el próximo 25 de junio con el objetivo de cerrar las negociaciones y prearar los documentos para la firma. Macri considera que el anuncio de este acuerdo será un momento importante de la campaña y entiende qeu la ejecución de dicha central será fundamental para el futuro de la Argentina.

Cuando concluya las negociaciones en Beijing, Peña volará a Osaka –con escala en Tokio-. para participar junto a Macri en la Cumbre del G20. En este cónclave global, Macri tiene previsto mantener reuniones bilaterales con Xi y con su colega de Estados Unidos, Donald Trump. A los dos, el presidente argentino tiene para agradecer: a Xi la central nuclear, y a Trump, su apoyo explícito en la negociación con el Fondo Monetario Internacional.

Macri ha explicado en público y en privado que su agenda diplomática será amplia y equidistante, y su decisión de enviar a Peña a Beijing para cerrar el contrato tecnológico y luego encontrarse con Trump, exhibe que respeta su propia perspectiva de las relaciones internacionales del país.

El proyecto de la construccion de esta central no es nuevo y ya la comunidad científica había criticado la propuesta cuando hace un mes Argentina y China firmaron una carta de intención mediante la cuál se sentaban las bases de lo que ahora está a pasos de ser una realidad.

El año pasado la propuesta flotaba en el aire pero el presidente la había descartado, o postergado, por problemas de presupuesto.

Ahora sí las condiciones parecen estar dadas y por eso el anuncio se hará casi con seguridad en la cumbre de Macri y Xi durante el G20.

En el viaje de Peña estarán presentes también el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano y el embajador argentino Diego Guelar.

Negociaciones reservadas

En abril pasado, durante una reunión reservada que hubo en el Ministerio de Hacienda, Gadano junto al embajador Guelar; Xiao Zongweig de la estatal China National Nuclear Corporation (CNNC), y Zhang Jianhua, director general adjunto de China National Nuclear Corporation, firmaron la Carta de Intención que ahora derivará en el contrato de Argentina y China.

El propio nicolás Dujovne pidió que no se hiciera público el documento ni se filtre la información a la prensa ya que el ministro mantiene las relaciones económicas y financieras con los Estados Unidos y sabía que la publicación de los datos, desembocaría en un tirón de orejas y una larga charla para apaciguar las aguas luego con el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Los «pero» de parte de la administración argentina habían puesto un poco nervioso a Xi Jnping y a su equipo, ya que la intención de los chinos era cerrar el acuerdo rápido. Es decir hasce más de un año. Pero desde Cambiemos e explicaron a la gestión asiática las condiciones de debilidad económica y las prioridades que tenía el Gobierno en ese momento. fue entonces cuando, entendido el caso, se reestablecieron las negociaciones y ahora sí se avanzará con celeridad.

La comunidad cientifica manifestó su malestar con parte del proyecto, puesto que muchos especialistas no ven con agrado que la Argentina vaya a abandonar la tecnología CANDU (con aporte de Canadá) que tradicionalmente utilizó el país para las centrales nucleares y se abrace ahora a una tecnología exclusivamente china. La dependencia de la Argentina con esta tecnología podría generar riesgos en el futuro.

Irma Arguello, directora de la Fundación No-proliferación para la Seguridad Global (NPSGlobal) alertó a Infobae que «el proyecto de la central nuclear china se trata de un tema muy controversial porque la experiencia de Argentina es de reactores de uranio natural y agua pesada mientras que los chinos ofrecen un reactor que se llama Hualong One que es de uranio levemente enriquecido y agua liviana pero que no existe experiencia nacional en este tipo de tecnologías como hubo con la tecnología CANDU».

Aseguran por lo tanto que la participación argentina en la central será de no más del 15% del total del proyecto. Además remarcan que «este es un cambio estratégico que nos ata desde la provisión de uranio enriquecido del reactor».

En tanto, el acuerdo por la central nuclear se da en un contexto donde China fue cuestionada por Estados Unidos y algunos países europeos por la instalación de la estación espacial de Neuquén, donde objetan el eventual uso militar de esa base con posibilidades de interceptar satélites. Toda una jugada de Macri que apuesta a mantenerse equidistatnte y mostrar al resto del mundo que china es un socio más, mientras en la práctica el acercamiento peligroso a la dependencia de Argentina con el gigante asiático queda de manifiesto.

Detalles del contrato (información del portal Infobae)

En los detalles del contrato que firmarán Macri y Xi Jinping a los que tuvo acceso exclusivo el portal Infobae se pudo saber que:

1-La empresa China National Nuclear Corporation (CNNC) y el gobierno de Xi Jinping aportarán un préstamo de USD 7.900 a 20 años.

2-El préstamo chino será del 85% del total de la obra y el aporte local será de un 15%. A su vez, la tasa de interés que pagará la Argentina a China será de aproximadamente el 5,5%.

3-Al parecer se eliminará la cláusula que preveía que la Argentina iba a recibir de China un adicional de USD 2.500 millones con una financiación blanda para que el Tesoro Nacional tenga libre disponibilidad de esos fondos.

4-En la negociación final hubo una rebaja de casi USD 1.000 millones que logró la Argentina para el financiamiento base de inversión de la central que originalmente era de USD 9.000 millones y que ahora será de USD 7.900 millones. En rigor, las negociaciones iniciales para la construcción de esta obra comenzaron durante el último año del mandato de Cristina Kirchner. Sólo que en ese momento el costo global de la obra era de más de USD 9.000 millones y todo eso pasó a revisión final.

Con todos estos detalles, más algunos temas técnicos del montaje de la obra, ahora sólo resta la foto de Macri y Xi para la rúbrica del contrato de la central nuclear. Así, la Argentina sumará un nuevo proyecto chino y la administración de Xi avanzará más en su proyecto de penetración en América latina.

Fuente:

Comentarios