16 C
nubes rotas
La Plata
humidity: 93%
wind: 6 m/s WSW
H18 • L14
HomeActualidadMacri transfiere Edenor y Edesur a Vidal y Larreta y negocian agua y transporte

Macri transfiere Edenor y Edesur a Vidal y Larreta y negocian agua y transporte

"Es más justo, porque es la manera de ir equilibrando el gasto estatal para que el Estado no se vuelva una mochila", sostuvo Mauricio Macri Foto: DIB

El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, confirmó finalmente el traspaso de las empresas eléctricas Edenor y Edesur al área de concesión de la provincia de Buenos Aires y Capital Federal.

El traspaso, que implicará un complejo mecanismo jurídico, técnico y económico, forma parte del ajuste que promueve Nación con las provincias para alcanzar una reducción del déficit en los niveles comprometidos con el Fondo Monetario Internacional (FMI): 1,3% del PBI. E incluirá, muy seguramente, el traslado de los costos de la tarifa social de Aysa, la empresa proveedora de agua potable en el área metropolitana, y de parte de los subsidios al transporte.

Macri realizó el anuncio ayer durante una entrevista a una radio cordobesa, lo que constituye todo un simbolismo: el gobernador de esa provincia, Juan Schiaretti, es el principal impulsor del traspaso del peso de los subsidios del área metropolitana a las administraciones de María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta. Ayer, el Presidente visitó la provincia mediterránea y se reunió con el peronista.

“Le estamos traspasando Edenor y Edesur a la provincia de Buenos Aires porque es más justo, porque es la manera de ir equilibrando el gasto estatal para que el Estado no se vuelva una mochila”, apuntó Macri.

El Presidente hizo otro guiño a Schiaretti al sostener que “hay un reclamo lógico de las provincias sobre los subsidios que recibe la provincia y la Ciudad de Buenos Aires, porque es cierto por política del Gobierno kirchnerista había un gran desfasaje y es por eso que las tarifas han subido más en Buenos Aires que en el interior para que se reconozca el verdadero valor de la energía”.

El cordobés, por su parte, agradeció el gesto en las redes sociales. “Es correcto el traspaso de los servicios de Edenor y Edesur a la provincia y a la Ciudad de Buenos Aires. Es un reclamo que venimos realizando los gobernadores para que el esfuerzo de todos los argentinos sea igual”.

En la Casa Rosada se mostraron satisfechos con el anuncio, ya que creen que los acerca más a un acuerdo con los gobernadores peronistas para cerrar el reparto del ajuste, que debe ser reflejado, antes de septiembre, en el Presupuesto 2019. De los $ 300 mil millones que el Gobierno calcula que deben recortarse para alcanzar el déficit pactado con el FMI, la Nación se hará cargo de dos tercios ($ 200 mil millones). Los restantes $ 100 mil millones deberán ser sacados de las provincias, y una fórmula que se ensayó fue la de hacerlo según el peso de la coparticipación federal.

Este no será el único traslado de servicios que deberán afrontar Vidal y Larreta. Fuentes oficiales confirmaron que el acuerdo contemplará además el traslado de los costos de la tarifa social de Aysa, calculados en $ 800 millones. También las principales administraciones de Cambiemos deberán absorber parte de los subsidios al transporte, acordados en el consenso fiscal para 2020.

Cumpliendo con el plan original, el año próximo Nación se desprenderá de unos $ 22 mil millones en subsidios, de los cuales el 49% corresponden a la Provincia, y el resto se reparte entre Capital Federal (la gran mayoría) y las provincias del interior (con una cuota menor).

Un verdadero monstruo

Con el traspaso, la administración Vidal (junto a la de Larreta) deberá hacerse cargo del control de un verdadero “monstruo”: Edenor y Edesur, en su conjunto, triplican la cantidad de clientes de todas las prestadoras bonaerenses, cuadriplican su consumo y facturación y, por sobre todas las cosas, multiplican por mucho la exposición de sus problemas técnicos.

En el plano jurídico, Edenor y Edesur llevan adelante una concesión firmada por 95 años con el Estado nacional, con un plan tarifario para los próximos cinco años, que iguala las tarifas a uno y otro lado de la General Paz. La transferencia implicaría, a priori, dividir el área de concesión y, consecuentemente, partir las actuales dos empresas en cuatro, que deberían firmar nuevos contratos con cada administración. Esto, además, implicaría un aumento en las tarifas del Conurbano.

Fuente: DIB

Comentarios