16 C
nubes rotas
La Plata
humidity: 93%
wind: 6 m/s WSW
H18 • L14
HomePolíticaEleccionesMauricio Macri se reúne con Schiaretti para «sacarle la pelota» a Cristina Kirchner

Mauricio Macri se reúne con Schiaretti para «sacarle la pelota» a Cristina Kirchner

Macri y Scharetti buscan aliarse para frenar a Cristina Foto: ExtraNews

En el Gobierno manifiestan una doble sensación ante la candidatura de Alberto Fernández. Por un lado tienen la sensación positiva de saber que la mayor cantidad de votos que podrá cosechar el presidenciable de Unidad Ciudadana, no es menor o igual a la que pueda recibir en una una transferencia de los votos de Cristina. Eso le marca a Cambiemos una pauta, aunque sea mínima. Pero por otro lado, la fachada de moderación que muestra Fernández, sumado a que ya entabló relaciones con los mercados, los bancos, los gobernadores, algunos empresarios, sectores del campo, entre otros, hace temblar al Gobierno que buscaba rivalidad de campaña contra una fuerza de choque, confrontativa, con las mismas actitudes de siempre.

Ahora Macri tendrá que cambiar de estrategia y deberá hacerlo rápido si no quiere que sus chances se diluyan y que, lo que a priori parecería una noticia con un sesgo positivo, acabe rapidamente por condenarlo al destierro.

Para eso se dio cuenta que debe negociar con Alternativa Federal y allí se encuentra su amigo personal Juan Schiaretti, quien acaba de alzarse como líder peronista al retener la gobernación de Córdoba con un elevado caudal de votos.

Por eso en la tarde de hoy, en el mismo día en que inicia el juicio oral contra CFK, Schiaretti estará en Buenos Aires. Más precisamente en la Casa Rosada en reunión privada con el presidente. La intención de ambos mandatarios es frenar a la ex presidenta en su intento de retomar el poder de la Argentina, sea de manera directa o por interposita persona (llamese Alberto Fernández).

Hasta el momento la coalición gobernante tenía en mente dos posibles planes. Por un lado el endurecimiento de la polarización y las críticas al kirchnerismo para buscar en la grieta una diferencia favorable hacia Mauricio Macri; y el plan b, que es justamente el plan «V». Hasta ahí habían llegado las creaciones electoralistas de Durán Barba y Marcos Peña para hacer frente a una elección complicadísima.

Pero nunca contaron los eruditos cambiemistas con esta jugada de Cristina Kirchner. Y menos aún con que la noticia iba a ser tomada por la mayor parte de la sociedad y los mercados como un gesto no negativo de la senadora manifestando que se corre del centro de las miradas. Es que en las primeras horas del sábado, en Olivos la información fue recibida con exceso de euforia. El análisis (prematuro) era: «ella es candidata igual y pone un títere. La gente lo va a entender y nosotros vamos a seguir polarizando con ella», pensaba en voz alta un altísimo funcionario. Pero con el correr de las horas, aunque todavía es temprano para analizar el verdadero impacto de la noticia, empezó a cambiar ese optimismo total y, aunque el positivismo ante los hechos sigue existiendo en el interior del Gobierno, también se miden los efectos negativos.

Entre los aspectos negativos se encuentra, como mencionábamos anteriormente, la reacción cautelosa del mercado y hasta algunas mediciones de las sociedades de bolsa que creen que la mesura manifestada por Alberto Fernández le da mayores chances de ganar al kirchnerismo. Además, todavía Cambiemos no tiene jugada para enfrentar el movimiento de Cristina. Y por último, nada indica que la fórmula esté armada definitivamente, por lo cuál construir algo en base al anuncio de la ex mandataria puede hacer que el 22 de junio se vuelva a caer la estantería y todos queden pedaleando en el aire una vez más.

Por el momento la sensación es que Cristina logró imponerse y de una actitud defensiva pasó a tener la pelota y ser quien propone juego. El resto de las fuerzas, incluido el Gobierno nacional, perdió el control del balón y se para en la cancha con postura defensiva. Si esto continúa así por mucho tiempo, la vuelta de La Cámpora el poder será irreversible para bien o para mal de los argentinos.

Fuente: ExtraNews

Comentarios