16 C
nubes rotas
La Plata
humidity: 93%
wind: 6 m/s WSW
H18 • L14
HomeUBICACIÓNProvinciasCABARetroceso: ¿Vuelve la polución ambiental por incineración de residuos a la ciudad de Buenos Aires?

Retroceso: ¿Vuelve la polución ambiental por incineración de residuos a la ciudad de Buenos Aires?

ONGs y recuperadores urbanos se oponen a la iniciativa del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta Foto: Greenpeace Argentina

Aunque el gobierno porteño jura que esto no ocurrirá, no consigue explicar en forma técnica cómo logrará que Buenos Aires no vuelva a transformarse en una gran chimenea de humo negro, si prospera (por iniciativa de la gestión de Cambiemos) el retorno a una práctica que los porteños creían desterrada: La incineración de residuos.

La Ciudad de Buenos Aires no solía ser como hoy la conocemos. Probablemente muchos jóvenes no puedan tomar dimensión del aspecto que tenía el cielo porteño hace apenas 30 años. Por aquella época, era muy común que los edificios tuviesen una caldera donde quemaban el grueso de los residuos sólidos que producían los consorcistas.

A mediados del siglo XIX, la Municipalidad de la ciudad comenzó a hacerse cargo de la higiene pública y en la década de 1870 una amplia zona del Sur, cercana al Riachuelo, ya era conocida como “La Quema”. Allí se depositaban los residuos recolectados por el llamado “Tren de la basura”.

Hacia 1930, se contaba con tres usinas incineradoras y seguían existiendo una decena de basurales a cielo abierto, en los que los desechos se quemaban en forma indiscriminada. La situación se agravó, ya que en relación con el crecimiento de la población, los residuos se multiplicaban.

El smog sorprendía a todo aquel que no fuese oriundo de la ciudad, complicaba a quienes tenían afecciones respiratorias y, por sobre todas las cosas, contaminaba todo a su paso. Cielos grises y espesos caracterizaban la city porteña, producto de la polución. Buenos Aires era como un pulmón negro infectado de tanto tabaco.

Finalmente, con el objetivo de evitar la contaminación ambiental, en 1976 la intendencia de Buenos  Aires prohibió la incineración  a los particulares y cerró las usinas que aún estaban en actividad. Se volvió a respirar.

Con este antecedente, la idea de quemar basura no es ninguna novedad: Los porteños ya están curados del espanto respecto de esa práctica. Pero hoy en día el procedimiento es otro, y a diario se entierran en rellenos sanitarios más de 5 mil toneladas de residuos.

Ahora, un nuevo proyecto de ley complica la situación: el gobierno porteño propuso volver a la de incineración de la basura, a través de una nueva tecnología denominada “termovalorización”.

La iniciativa comenzó a tratarse en la Legislatura porteña la semana pasada y ha reactivado la discusión. El sistema de termovalorización, conocido en inglés como ‘waste-to-energy’ (de basura a energía) o ‘energy-from-waste’ (energía de la basura),  es utilizado en las principales ciudades de Europa, como París, Viena y Amsterdam, pero ha tenido mayor expansión en Escandinavia. A su vez, México es el primero de los países latinoamericanos que está desarrollando una planta con esta tecnología.

El legislador de Vamos Juntos y presidente de la comisión de Obras y Servicios Públicos, Gastón Blanchetiere, explicó que es un proceso por el cual la combustión de residuos se transforma en energía sin riesgo para el ambiente, lo cual lo diferenciaría de la incineración tradicional.

Blanchetiere sostuvo que las metas fijadas por la ley de Basura Cero de 2005 no se cumplieron y deben readecuarse, por lo que se busca redefinir los cupos para los rellenos sanitarios. La propuesta oficialista es “necesaria y válida” ya que “el CEAMSE ya no tiene más capacidad para seguir enterrando basura”, aseguró el legislador.

En contraposición con esto, desde la Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (Ceamse), el presidente de la entidad, Gustavo Coria aseguró: “El problema lo tenemos que plantear hoy para no sufrir una crisis en cinco años. No tenemos un horizonte complicado, pero no es prudente ni sensato no llevar soluciones. En el borde del abismo, siempre se pusieron parches”, dijo al matutino La Nación.

El tema de la basura tendría que ser un tema técnico, no un tema político. Estudios efectuados con la Facultad de Ingeniería de la UBA nos anticipan que para 2030 cada ocho días llenaremos un estadio del tamaño del Real Madrid de basura. Actualmente es cada 11 días. Los rellenos sanitarios tienen vida útil, y si bien tenemos cinco años por delante, el tiempo pasa rápido”, explicó.

Por su parte, los recuperadores urbanos y ONGs presentes en la Legislatura expresaron su descontento con la iniciativa al considerar que el colapso del sistema se debe a “la falta de voluntad política de avanzar y profundizar las políticas de reciclado en CABA”.

Es fundamental recordar que en agosto de 2004,  Greenpeace Argentina presentó un “Plan de Basura Cero para Buenos Aires”, que propone una serie de medidas a tomar, basadas en experiencias llevadas a cabo en distintos lugares del mundo.

Varios legisladores, con apoyo de Greenpeace, la cooperativa El Ceibo y otros representantes del sector no gubernamental presentaron un proyecto de ley afín, titulado Ley de gestión integral de residuos sólidos urbanos. El proyecto fue debatido en un proceso que duró un año, y llamó a la participación de distintos sectores, desde universidades, organizaciones ambientalistas, representantes de agrupaciones cartoneras, sectores empresariales y gubernamentales.

Finalmente, la ley fue aprobada por unanimidad en noviembre de 2005. Desde entonces, la ONG continúa reclamando la implementación de esta ley al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, en lugar de reglamentar y poner en vigencia la norma dictada por la legislatura de la ciudad, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta prefirió volver sobre sus pasos y retrotraer a la ciudad a la situación previa a la prohibición de incinerar residuos en la ciudad.

De progresar esta medida, explican los detractores de la misma, la capital argentina tendrá niveles de contaminación ambiental superiores a los que supo tener décadas atrás. Es un tema riesgoso, de gran impacto negativo para la salud pública y la sustentabilidad ambiental.

 

Ver Boletín Oficial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sobre ley 1854/05 aquí: Basura Cero 2005 – Ley Nº 1854/05

Informe completo: Plan de Basura Cero para Buenos Aires

Fuente: ExtraNews / Portales web

Comentarios

Redacción

Redactora ExtraNews