16 C
nubes rotas
La Plata
humidity: 93%
wind: 6 m/s WSW
H18 • L14
HomeEstadoActividad ParlamentariaTarifas: La propuesta radical no frena una mayor embestida opositora en el Congreso

Tarifas: La propuesta radical no frena una mayor embestida opositora en el Congreso

El conglomerado opositor, que no fue consultado, insistirá en ambas cámaras con proyectos para frenar o retrotraer los incrementos Foto: Archivo

El Gobierno nacional superó este jueves una crisis política en la alianza gobernante por el tema tarifario pero no cerró la cuestión en el Congreso con la oposición, a la que nadie consultó hasta el momento y que de inmediato salió a rechazar la propuesta oficial para moderar el impacto de las subas en el bolsillo de la gente. El conglomerado opositor insistirá con otra sesión en Diputados con proyectos para frenar o retrotraer los incrementos y a ellos se suman ahora los senadores con una movida similar.

Hasta ahora la Casa Rosada había subestimado las posibilidades de una unión opositora entre lo que ahora se llama ‘peronismo racional’, el kirchnerismo y la Izquierda.

Siempre analizando la política en función de la ‘grieta’ y el impacto de las imágenes en la sociedad, creían que, por ejemplo, el interbloque de Argentina Federal nunca le facilitaría el quorum a los K para quedar ’pegados’ en una foto como ocurrió con la primer sesión frustrada para tratar la reforma previsional a fines de 2017, en medio de graves incidentes.

En la bronca por los aumentos de las tarifas, algunos sectores opositores vieron una oportunidad de volver a seducir a la clase media. En Cambiemos, el radicalismo y Elisa Carrió también detectaron el peligro de seguir exigiendo a ese sector más sacrificios económicos y dejarle el escenario a la oposición variopinta.

Como en el debate de la reforma previsional, el PRO se mantuvo firme en su tesitura: no permitiría ningún retroceso en los aumentos. Y como entonces, fue Carrió la que intercedió. Hizo una advertencia a través de la presentación de un pedido de informes al Jefe de Gabinete, Marcos Peña. El radicalismo esta vez fue más protagónico y elaboró una alternativa para atenuar el impacto de los aumentos.

Mientras Cambiemos vivía otra crisis interna, en Diputados la oposición convocó a una sesión especial para tratar seis proyectos que iban desde frenar los aumentos hasta retrotraer las tarifas a su estado en 2015. El kirchnerismo y la Izquierda hizo el llamado. El massismo y el bloque de los gobernadores redactó su propia iniciativa y se sumó. Las matemáticas indicaban que tenían más de 129 diputados para abrir la sesión especial, pero no para aprobar ninguna de las iniciativas en el temario. Ocurre que todas carecían de dictamen de comisión, y por lo tanto necesitaba de los votos de los dos tercios de los presentes para discutirlas.

Cambiemos podía evitar fácilmente la movida opositora, pero sufriría una derrota táctica parlamentaria: tenía que bajar al recinto y votar en contra quedando expuestos ante la sociedad como defensores del ‘tarifazo’.

Al conglomerado opositor le faltó 1 diputado para los 129. Lo estaba por alcanzar cuando el salteño Alfredo Olmedo se retiró de su banca tras una conversación con un legislador del PRO. La furia se desató contra el polémico diputado de campera amarilla. Pero también es cierto que los opositores tuvieron muchas ausencias entre sus filas. Allí habría operado la mano del oficialismo y un poco de suerte.

Mientras los opositores despotricaban en el recinto,  el oficialismo levantó el pedido de sesión ordinaria previsto para el mismo día y Carrió junto con los radicales lograron una invitación de Marcos Peña para encontrar una solución al tema tarifario.

La líder de la Coalición Cívica agradeció el gesto en su cuenta personal de Twitter, revelando su protagonismo: “Mi recomendación es abrir una instancia de negociación entre la cámara de diputados y el poder ejecutivo, sobre la base de soluciones alternativas con toda la información requerida en nuestro proyecto y la interprelación de los representantes de la empresa y entes de control”.

Así se llegó a la reunión del jueves de más de dos horas en la Casa Rosada. Mauricio Macri recibió primero al gobernador Alfredo Cornejo y escuchó su propuesta. El mandatario mendocino se quedó con el protagonismo de la jornada que le cedió Carrió, que no asistió a la reunión sino que mandó a un representante.

En resumen, el Gobierno aceptó dos de las tres propuestas que presentó el radicalismo: aplanamiento de las tarifas durante el año y postergar los cambios en la tarifa social, según explicó el propio Cornejo.

No fue un cambio significativo, porque el Gobierno mantiene la suba de la tarifa del gas y rechazó el punto propuesto por el radicalismo para posponer el 50 por ciento de la última cuota de la Revisión Tarifaria Integral.

El acuerdo dentro de Cambiemos descomprimió la crisis interna, pero no evita otra embestida opositora.

Rápidamente, apenas se conoció la propuesta que implementará el Poder Ejecutivo sobre la base de los puntos que presentó la UCR, la oposición parlamentaria rechazó las medidas.

Desde el interbloque Argentina Federal (AF) en Diputados, indicaron a este medio que el acuerdo oficial aún es insuficiente. Se trata de la bancada clave para el Gobierno nacional cuando necesita quorum. También es clave para el resto de la oposición en Diputados.

Si bien el acuerdo en Casa Rosada entre los aliados de Cambiemos no pasará por el Congreso, no hace nada para frenar los proyectos opositores que retrotraen los aumentos.

Desde la bancada de AF, adelantaron que van a insistir con el pedido de sesión especial y la semana que viene van a buscar dictamen en la comisión de Obras Públicas que preside el jefe del interbloque, Pablo Kosiner, para evitar tener que reunir los dos tercios en el recinto. “Si no es esta semana, será en siete días -según los días reglamentarios para tratar dictámenes en recinto-, pero este tema va a llegar”, advirtieron.

Y el escenario es más grave que el del miércoles para el oficialismo, porque ahora se suma el Senado al rechazo a las subas en las tarifas con un proyecto presentado por el bloque espejo al de Kosiner en la Cámara alta: el que preside Miguel Ángel Pichetto.

Allí podría darse la primera coincidencia entre Pichetto y Cristina Kirchner, que también presentó una iniciativa contra los incrementos en los servicios públicos.

No los uniría el amor, sino el tarifazo.

Fuente: ExtraNews

Comentarios

Redacción

Periodista Parlamentario acreditado en el Congreso de la Nación