4 agosto, 2021

Extra! News

extranews.com.ar

Francia compra el manuscrito más famoso del Marqués de Sade y otros documentos de André Breton

Según anunció el Ministerio de Cultura, los documentos fueron adquiridos gracias a una serie de mecenas que que respondieron a la convocatoria que en febrero de este año hizo el Estado después de que se bloqueara la posibilidad de exportarlos, en 2017. Ahora, quedarán bajo el dominio de la Biblioteca Nacional de Francia, informó hoy la prensa francesa.

El texto más famoso de Sade se escribió sobre el papel de un rollo de más de 12 metros de largo formado por 33 hojas pegadas.

A través de un comunicado oficial, el Gobierno francés anunció la compra de «Los 120 días de Sodoma», el manuscrito más famoso del Marqués de Sade, tras una historia que incluye robos y rescates y además, varios documentos de André Breton, el padre teórico del surrealismo.

Según anunció el Ministerio de Cultura, los documentos fueron adquiridos gracias a una serie de mecenas que que respondieron a la convocatoria que en febrero de este año hizo el Estado después de que se bloqueara la posibilidad de exportarlos, en 2017. Ahora, quedarán bajo el dominio de la Biblioteca Nacional de Francia, informó hoy la prensa francesa.

Si bien el Ministerio no aclaró en el comunicado el precio que se pagó ni por el original de Sade ni por los documentos de Breton, cuando en febrero abrió la convocatoria a los mecenas para poder costear el manuscrito que el francés Donatien Alphonse Francois de Sade -conocido nobiliariamente como el Marqués de Sade- escribiera en la prisión de la Bastilla poco antes de que estallara la Revolución Francesa el julio de 1789, lo había estimado en 4,55 millones de euros.

El Ministerio de Cultura justificó la compra al considerar que se trata de «un verdadero monumento, texto capital de la crítica y de la imaginación, incendiario y que se ha convertido en un clásico».

En ese mismo comunicado recordó el carácter «excepcional» de las condiciones en que se escribió, sobre el papel de un rollo de más de 12 metros de largo formado por 33 hojas pegadas.

Aquel rollo quedó escondido en la celda cuando el autor fue trasladado de la Bastilla al hospicio de Charenton en julio de 1789 y fue encontrado durante el asalto revolucionario a la cárcel.

Durante años, se desconoció el destino del original hasta que en 1904 lo publicó en formato de novela el psiquiatra Iwan Bloch. En 1929, lo compró el coleccionista Charles de Noailles. Un editor se lo robó a su hija Nathalie y lo vendió en 1982 a un coleccionista suizo, Gérard Nordmann.

En 2014, el empresario francés Gérard Lhéritier se lo compró a los descendientes de Nordmann. Y, con el objetivo de evitar una nueva venta, la exministra de Cultura, Francoise Nyssen, lo clasificó como «tesoro nacional» en 2017. En febrero, el Estado abrió la convocatoria a los mecenas para poder adquirirlo.

Según estimaron las autoridades del Ministerio, el original se presentará al público en 2022 durante un encuentro de especialistas que debatirán sobre la figura del escritor, la recepción de la obra a lo largo de la historia y cómo es leído hoy.

La compra por el Estado francés ha sido posible gracias al mecenazgo del financista Emmanuel Boussard, y consideró que lo hizo para hacer honor al arsenal de la Biblioteca Nacional de Francia, del que su padre fue conservador entre 1943 y 1964.

Los manuscritos de André Breton, esenciales en su obra teórica y también recuperados para el acervo francés, son «Poisson soluble», «Manifeste du surréalisme» y «Second manifeste du surréalisme», fueron adquiridos por los mecenas Jean-Claude Meyer, Alain Minc, Carlo Perrone y la Fundación Khôra-Instituto de Francia.

Los manuscritos de Breton podrán verse a partir del 19 de julio en el marco de una exposición de la Biblioteca Nacional de Francia, «La invención del Surrealismo, de los campos magnéticos a Nadja».

Fuente