14 mayo, 2021

Extra! News

extranews.com.ar

Homo sapiens y neandertales tuvieron más sexo entre ellos de lo que se creía

Las coincidencias genéticas entre Neandertales y Homo sapiens demuestran que existió un intenso mestizaje entre ambas especies de homínidos.
Foto: Gareth Fuller/PA Images via Getty Images

Si bien es cierto que desde 2010 se tenía conocimiento de las relaciones sexuales entre Neandertales y Homo sapiens, el hallazgo de una dentadura prominente de unos ejemplares en Jersey, una isla del Canal de la Mancha, arroja nueva evidencia de la reproducción exitosa entre especies humanas. Y más aún, da pistas de que ambos  homínidos criaron hijos juntos durante casi 5 milenios. Ésta es la razón.

Neandertales y Sapiens: una relación fructífera

Habitantes de las praderas de Eurasia en la Prehistoria, diversas especies de homínidos echaron raíces en el árbol evolutivo que permitió la existencia de los seres humanos contemporáneos. Hoy en día, compartimos información genética con al menos dos de ellos: los Neandertales y los denisovanos.

Una investigación reciente sobre dientes prehistóricos encontrados en un sitio paleontológico en Jersey revela más signos de mestizaje entre los Neandertales y nuestra propia especie, según aseguran los científicos encargados del estudio. El equipo de expertos británicos analizó 13 dientes encontrados, que arrojan nueva luz sobre el entendimiento de los homínidos antiguos. 


Te puede interesar: ¿Cómo fue que el cerebro humano evolucionó para ser más grande que el de otros primates?


Empates en las raíces evolutivas

Parece ser que los Neandertales evolucionaron hace 400 mil años. En ese tiempo, habitaron un área desde Europa occidental hasta Siberia, según la evidencia con la que se cuenta en la actualidad. Se sabe que eran más robustos y bajos que los seres humanos contemporáneos, hasta su desaparición hace 40 mil años.

Sin embargo, la fecha coincide con la llegada de los Homo sapiens venidos de África, que se asentaban por primera vez en Europa. Esta coincidencia permite pensar en que las raíces evolutivas de ambas especies pudieron haberse empatado entonces, ya que durante al menos 5 mil años, ambas especies pudieron haber convivido.

Con base en los restos fósiles encontrados, los paleontólogos concluyeron que hay coincidencias genéticas entre ambas especies en la dentadura analizada. Encontrados en una cueva, anteriormente se asumía que pertenecían a un mismo individuo. Sin embargo, la evidencia genética desmintió esta suposición, ya que pertenecen a dos adultos diferentes, de dos especies distintas: uno de Neandertal y otro de Homo sapiens.

Fuente National Geographic