4 febrero, 2023

Extra! News

extranews.com.ar

“Kigüi”, la aplicación argentina para ahorrar comprando alimentos cerca del vencimiento

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que en el mundo se desecha aproximadamente el 30 por ciento de la oferta alimenticia, lo que equivale unas 1.300 millones de toneladas de alimentos.

A nivel nacional, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca realizó en 2015 la evaluación más amplia hasta el momento sobre el desperdicio de comida en el país. El informe “Primer ejercicio de estimación de pérdidas y desperdicio de alimentos” arrojó que el 12,5% de la producción agroalimentaria argentina se descarta por año, lo que se traduce en 16 millones de toneladas de alimentos que no llegan a ser consumidas.

El desperdicio tiene un significativo impacto económico, social y ambiental, y ocurre a lo largo de toda la cadena agroalimentaria: desde la producción primaria hasta las etapas más avanzadas del proceso de suministro, como la comercialización y el consumo en los hogares.

Es en estos últimos estadios que el descarte se considera intencional porque va ligado al comportamiento humano. Sin embargo, esto también lo hace más susceptible a ser modificado y corregido.

Aplicación "Kigüi" para ahorrar comprando alimentos cerca del vencimiento. (José gabriel Hern+ández / La Voz)
Aplicación «Kigüi» para ahorrar comprando alimentos cerca del vencimiento. (José gabriel Hern+ández / La Voz)

Es en este contexto de desperdicio alimentario que surgió Kigüi, una aplicación argentina lanzada en febrero del pasado año y que en pocos meses logró expandirse a México. La “app” móvil tiene un doble objetivo: por un lado, busca reducir el volumen de productos alimenticios desaprovechados y, por el otro, que los usuarios puedan ahorrar en el momento de la compra para estimular un cambio en los hábitos de consumo y avanzar hacia un comportamiento más responsable.

Una tesis, una idea

La idea de esta aplicación surgió como un proyecto de tesis para una maestría en administración de empresas de tres emprendedores: Maximiliano Dicranian, Gonzalo Castro Peña y Mauricio Kremer. En diálogo con La Voz, Kremer contó que al principio la idea era desarrollar un mercado virtual de la comida desperdiciada en restaurantes, pero luego la iniciativa cambió.

Al ingresar en Kigüi se pueden ver los alimentos disponibles junto con el descuento que se le aplica por rescatarlos.
Al ingresar en Kigüi se pueden ver los alimentos disponibles junto con el descuento que se le aplica por rescatarlos.

“Yo soy de Entre Ríos y trabajé ocho años en la fábrica Dos Hermanos. Conocí el otro lado del consumo masivo, veía todos los días lo que pasaba con los productos que salían desde la fábrica, se entregaban al supermercado y se terminaban venciendo en la góndola. Se me ocurrió hacer algo para solucionar ese problema y cuando les conté a mis socios enseguida accedieron”, relató Kremer.

Desde su lanzamiento, Kigüi tuvo 300.000 descargas en Argentina, de las cuales 10.000 son desde Córdoba y posicionan a la región como la tercera con mayor actividad después del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y de Rosario. Respecto a los usuarios actualmente activos son 9.000 en Argentina y 1.500 en Córdoba.

Al ingresar en Kigüi se pueden ver los alimentos disponibles junto con el descuento que se le aplica por rescatarlos.
Al ingresar en Kigüi se pueden ver los alimentos disponibles junto con el descuento que se le aplica por rescatarlos.

Supermercados

De la iniciativa participan todos los supermercados del país, siendo Carrefour, Disco, Changomas, VEA, Libertad, Mariano Max y Super Mami los que más utilizan los cordobeses.

El “top cinco” de los productos más rescatados en esta provincia se compone de yogurt, leche, cerveza, gaseosa y alfajores, ranking que se replica a nivel nacional.

Los convenios de la aplicación se ejecutan directamente con las marcas: “Hoy tenemos 70 marcas con las que estamos trabajando. En Córdoba Dulcor fue una de las primeras en firmar con nosotros y ahora estamos tratando de sumar a otras de la región, entre ellas una muy grande de golosinas que todos conocemos y con la que estamos por cerrar ahora”, anticipó Kremer.

Cómo funciona

Kigüi trabaja con un sistema de “cashback” (devolución de dinero) para recompensar a los consumidores que seleccionan alimentos próximos a vencer. Funciona en todo el país y los descuentos pueden llegar hasta el 60% dependiendo del producto y cuán lejos de su vencimiento se encuentran.

Se puede descargar para Android o Apple desde la Play Store o Apple Store respectivamente o también desde el siguiente enlace: https://kigui.onelink.me/la6x/b90877b4. Luego de instalarla se genera un usuario y se debe cargar el CBU/CVU, alias o datos de la cuenta bancaria en la que se quiera recibir el dinero de las devoluciones. También se puede recibir en cuentas de MercadoPago o en la aplicación “Belo”, que permite convertir los pesos en criptomonedas.

Una vez instalada se elige el supermercado y allí se habilitan todos los productos disponibles junto con el descuento que se le aplica por rescatarlos. Aunque las categorías son dinámicas, siempre están presentes las siguientes: lácteos, panes, gaseosas, cervezas, snacks, almacén, masas, carnes y postres.

Tras explorar y decidir cuáles productos comprar hay que acercarse al supermercado para adquirirlos y pagarlos normalmente. Después se debe cargar cada elemento desde el botón de la cámara de fotos capturando una imagen del ticket, del producto y de la fecha de vencimiento. Este proceso debe hacerse en menos de 24 horas desde la compra y el paquete debe verse cerrado. Una vez aprobada la carga el reintegro estará disponible en el perfil personal en 72 horas.

Logros y objetivos

Entre los logros de Kigui en su primer año de lanzamiento se destacan los 300.000 productos de consumo inmediato que se compraron evitando que se venzan en las góndolas. Esto significó un reintegro de 7 millones de pesos a los usuarios.

“Nosotros calculamos el impacto ambiental de estos números y por eso medimos la huella de carbono y la huella hídrica que dejó. El agua que ahorramos en estos meses equivale al consumo de 470.000 personas en un año”, indicó Kremer.

Además, en el mes de julio la aplicación desembarcó en México, región en la que piensan seguir fortaleciéndose durante 2023 y que ya significan el 25% de las acciones de la startup.

Consultado también sobre una posible expansión a otros países Kremer adelantó: “Este año vamos a estar muy focalizados en México y en seguir creciendo en Argentina pero nuestra idea a futuro es cubrir todo Latinoamérica. Seguramente el próximo paso sea Chile o Colombia”.

Fuente