17 enero, 2021

Extra! News

extranews.com.ar

Médicos y médicas celebran su día, dicen que no son héroes y que la pandemia revalorizó su profesión

"Aún estamos aprendiendo respecto a cómo impactó (la Covid-19) en todos los estamentos sanitarios", dicen en la Asociación Médica de Bahía Blanca. .

«Aún estamos aprendiendo respecto a cómo impactó (la Covid-19) en todos los estamentos sanitarios», dicen en la Asociación Médica de Bahía Blanca. .

Hombres y mujeres que se dedican a la medicina en la Argentina analizaron las transformaciones que la pandemia imprimió en su profesión y, en el Día Nacional del Médico, que se celebra cada 3 de diciembre, opinaron que la Covid-19 «cambió la vida de todos», que no son héroes aunque su trabajo fue revalorizado y que el Estado presente hace la diferencia.

El ministro de Salud del Chubut, Fabián Puratich, que es médico clínico, reconoció a Télam que «las cosas de la vida hicieron que esté en un lugar estratégico en plena pandemia y la verdad que esto nos cambió la vida a todos, incluso desde lo personal porque desde hace meses no cuento con ningún día para mí ni mi familia».

Fabián Puratich, ministro de Salud de Chubut, contó que hace meses no cuenta con un día para su familia.

Fabián Puratich, ministro de Salud de Chubut, contó que hace meses no cuenta con un día para su familia.

El ministro aprovechó para «brindar un mensaje de afecto y reconocimiento a los colegas que trabajan en todos los hospitales, donde la demanda es a tiempo completo y varios estuvieron semanas enteras durmiendo en centros de salud, alejados de sus familias y solo iban a sus casas para cambiarse de ropa, saludar a sus seres queridos y volvían a la guardia».

Desde Córdoba, la médica infectóloga María Laura Ramírez aseguró que en esa provincia durante la pandemia se «potenciaron falencias del sistema de salud que ya existían de antes, aunque también este tiempo sirvió para resaltar el sentido de vocación que se tiene en la profesión médica».

«El compromiso de cada uno de mis compañeros y médicos creo que es la gran enseñanza de este año. La lucha desinteresada por salvar vidas y recuperar pacientes lo más rápido posible es realmente reconfortante y nos coloca en una muy buena posición», acotó a esta agencia.

En la capital jujeña, Ana Alcoba es directora del Hospital San Roque y dijo que «este año fue especial, tuvimos que trabajar en un hospital exclusivamente para pacientes infectados de coronavirus» y sostuvo que la situación de contingencia permitió «revalorizar la figura de los médicos y médicas», pero también «a cada uno de los integrantes de los equipos de salud por la responsabilidad que no tocó afrontar».

Carlos Deguer asegura: "Tuvimos que aprender cuál es la responsabilidad de cada uno".

Carlos Deguer asegura: «Tuvimos que aprender cuál es la responsabilidad de cada uno».

«La reorganización de un hospital que tuvo que transformarse en una gran terapia intensiva para pacientes con Covid-19 provocó el fortalecimiento de todo el equipo de salud y puso en evidencia la fortaleza del mismo, intercambiando experiencias con profesionales de otras provincias que brindaron su apoyo», expresó.

Desde la provincia de Buenos Aires, Erick Mendoza Díaz, cardiólogo del Hospital Mariano y Luciano de la Vega, de Moreno, y Secretario General de la Asociación de Médicos de la República Argentina, dijo que desde marzo, están trabajando en la primera línea: «A medida que fue avanzando la pandemia, nos fuimos contagiando uno a uno y ya para mediados de agosto, principios de septiembre, para 600.000 habitantes quedábamos disponibles solo 4 médicos: un cardiólogo y 3 clínicos. En un hospital de 200 camas, con más de 150 ocupadas con pacientes con Covid», relató.

Por su parte, el secretario general de la Asociación Médica de Bahía Blanca, Carlos Deguer, dijo que con «aún estamos aprendiendo a aprender con respecto a cómo impactó (la Covid-19) en todos los estamentos sanitarios».

 "Ser médico ha pasado a ser una profesión de segundo nivel", dicen en el hospital de Río Gallegos.

«Ser médico ha pasado a ser una profesión de segundo nivel», dicen en el hospital de Río Gallegos.

«Esta situación nos puso frente a un espejo para poder aprender cómo la situación nos iba cambiando y cuál era la responsabilidad de cada uno», agregó.

En Mendoza, el ginecólogo mastólogo Juan Peralta resaltó que el hospital Teodora Schestakow de San Rafael organizó rápidamente un plan de Covid «muy positivo pero que luego fue muy difícil de cumplir dado que luego de meses, cuando llegaron los primeros casos, estábamos todos agotados».

Desde el mismo hospital del sur mendocino, María Virginia Bravo, medica cirujana, dijo que aprendió «a no tenerle miedo al virus, pero sí mucho respeto y la importancia del trabajo en equipo y de la familia que ayuda a ganar la batalla».

«Perder compañeros me marcó y aún me emociona y duele», destacó la médica, que valoró la profesión que «a pesar de haberle sacado muchas lágrimas y dolores la volvería a elegir» y «aunque hay veces no podemos salvar vidas y lo vivimos como un fracaso, ayudar a los demás no tiene precio y acompañamos».

También Ramón Vergara, coordinador de la sala 6 del hospital Independencia de Santiago del Estero, en donde se atiende a pacientes con Covid-19 que necesitan oxígeno, dijo a Télam que «este año fue muy difícil, por eso este Día del médico no es un día de fiesta, sino de reflexión».

«Los médicos estamos poniendo todo, no somos héroes, hacemos nuestro trabajo y algunos con mucho amor y tratamos de hacerlo de la mejor manera», consideró Vergara, que agregó que «la satisfacción y alegría más grande es cuando podemos recuperar un paciente: por nuestra sala pasaron como 400 positivos a quienes tratamos de contener porque ellos ingresan además de su neumonía bilateral con mucho miedo y ahí estamos nosotros, todo el equipo», remarcó.

Pablo Ruíz, médico del Hospital Regional Río Gallegos, dijo que «ser médico ha pasado a ser una profesión de segundo nivel; menospreciados y mal pagos, maltratados por pacientes y familiares».

«Pero, a pesar de todo eso, hoy le dí el alta a un paciente luego de 30 días de internación; y ver su sonrisa fue maravilloso», expresó Ruíz.

La pandemia recrudeció en la zona norte de la provincia; y, en medio del difícil panorama, la médica Fanny Barrera, de Caleta Olivia, ratificó el sentimiento de «que siempre hemos sido maltratados, mal pagos, no tenemos a nadie que nos defienda»; aunque destacó que «esta pandemia demostró la importancia de los médicos».

La situación laboral de los profesionales de la salud «está pendiente», aseguró el secretario gremial de la Asociación Profesionales de la Salud, Freddy Sánchez mientras que el presidente del Colegio Médico de Río Gallegos, Horacio Córdoba, insistió en «la vocación que se ha impuesto a lo largo del trabajo».

Por su parte, el presidente del Sindicato de Profesionales de la Salud Pública de Neuquén, César Dell Ali, dijo que «la pandemia fue algo totalmente novedoso que exigió adaptarse y preparar a los equipos de salud para atender lo que se sabía que iba a venir y hubo acomodar las tareas, recapacitar a los equipos y poner el mayor esfuerzo».

Dell Ali adjudicó a una «cuestión mediática de algún sector político» que los califiquen como héroes porque afirmó que «acá de heroísmo no hay absolutamente nada, nosotros no estamos frente a una contienda bélica y se califica de héroes a aquellos a quienes desde hace mucho tiempo se los ignoró en sus reclamos y sus planteos de que había que generar políticas acordes para dar respuesta a la salud pública de la población».

Por último, la médica cirujana y actual secretaria de Políticas Públicas del Ministerio de Salud de Río Negro, Mercedes Iberó, desde marzo es la encargada de transmitir todas las noches, a través de streaming, el parte sanitario de la provincia.

«Me siento orgullosa de ser médica, de ser parte muy importante en el trabajo de la pandemia y poder transmitir de manera que todos puedan entender lo que iba ocurriendo», dijo la médica, que se convirtió en el rostro visible del Gobierno rionegrino en la pandemia y concluyó: «Creo que lo positivo es que la salud de Río Negro pudo demostrar lo grande que es y lo preparada que está».

Fuente