1 marzo, 2021

Extra! News

extranews.com.ar

Twitter suspende la cuenta de Asamblea Nacional venezolana pero mantiene la opositora

Twitter suspende la cuenta de Asamblea Nacional pero mantiene la opositora

Twitter suspende la cuenta de Asamblea Nacional pero mantiene la opositora

La red social Twitter suspendió hoy la cuenta de la nueva Asamblea Nacional venezolana que se formó a partir de las elecciones del pasado 6 de diciembre ganadas holgadamente por el oficialismo, pero decidió mantener activa la de la Asamblea opositora.

La compañía del millonario programador norteamericano Mark Zuckerberg, quien además es dueño de Facebook, Instagram y WhatsApp, argumentó su medida en que la asamblea chavista habría incumplido las normas que aplica esa compañía.

La cuenta fue habilitada el pasado 5 de enero, cuando se instaló el nuevo periodo legislativo en el país caribeño, según reportó la agencia Europa Press.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha criticado en el pasado que Twitter no haya suspendido la cuenta del líder opositor y autoproclamado «presidente encargado», Juan Guaidó.

El oficialismo dio inicio a principios de enero a la nueva Asamblea Nacional después de cinco años de control opositor, tras obtener una amplia victoria en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

Logró 253 de los 277 escaños en juego en unos comicios de alta abstención a los que no concurrió el grueso de la oposición atendiendo a la orden de Guaidó de boicotearlos.

De forma paralela, y en un lugar alternativo a la sede legislativa, los diputados opositores de la Asamblea Nacional elegida en 2015 reivindicaron su continuidad al alegar que las elecciones de diciembre carecieron de las garantías suficientes y que no puede haber un vacío institucional.

Twitter viene de protagonizar una fuerte polémica mundial después de haber clausurado la cuenta del ahora exmandatario norteamericano Donald Trump inmediatamente después de la toma del Capitolio, instigada por el magnate neoyorquino, que dejó cinco muertos.

Gobernantes de varios países, incluso algunos contrarios a Trump, objetaron la medida por considerarla injerencista, coercitiva, de corte político y contraria a la libertad de expresión.

Fuente