23 septiembre, 2021

Extra! News

extranews.com.ar

Metallica: datos de ‘The Black Álbum’ a 30 años de su lanzamiento

Este álbum marcó un antes y un después no sólo para Metallica, sino para todo el género del thrash metal.

Metallica, un 12 de agosto de 1991, entregó al público una completa revolución dentro de su sonido y fue el parteaguas para que el cuarteto californiano conectara con el público mainstream y terminara por consagrarse como la banda de thrash metal más exitosa de la historia. A 30 años de su lanzamiento, Metallica, mejor conocido como “The Black Album”, es uno de los álbumes más vendidos en la historia de Estados Unidos y se ha convertido en un referente para muchos dentro de la cultura popular. El trabajo que tuvo en este álbum está lleno de anécdotas y momentos clave que colisionaron en su álbum más exitoso.

La llegada de Bob Rock

Como productor de “The Black Album”, Bob Rock fue una pieza clave para desarrollar el sonido para el mismo. Metallica decidió trabajar con él en este material dado que había sido responsable de otros grandes éxitos de actos de hard rock como Permanent Vacation de AerosmithDr. Feelgood de Mötley Crüe. Este último fue clave no sólo por su gran desempeño en ventas y crítica, sino por su explosivo sonido que Metallica quería recrear para su siguiente proyecto.

“Sentimos que era el momento de hacer un disco con unos graves enormes, grandes y gordos”, aseguró en su momento Las Ulrich. “El disco que mejor ha sonado en los últimos dos años ha sido Dr Feelgood. Así que le dijimos a nuestro mánager: ‘Llama a este tipo y mira si quiere mezclar el disco’“.

Muchas veces se le adjudica a Bob Rock el haber sido el responsable de haber cambiado para siempre el sonido de la banda y cuando alguna vez se le cuestionó este hecho, se limitó a decir: “Mucha gente piensa que yo los cambié. No fue así. Ellos ya habían cambiado antes de que nos conociéramos”.

“The Black Album” nació por el odio que Metallica tenía por …And Justice for All

“Para mí, el álbum …And Justice for All suena horrible, espantoso, no puedo soportarlo, reveló James Hetfield en el año 2007 y la razón es simple: su duración. Mientras Metallica sudaba la camiseta en el escenario interpretando temas como ‘One’, el público ya estaba impaciente porque aquellos interminables solos se acabaran, o al menos eso aseguró ver Kirk Hammett en el rostro de los fanáticos. Fue así que el cuarteto decidió crear un álbum que fuera directo al grano.

“Esa fue nuestra etapa de lujo, mostrando demasiado, aseguró Hetfield respecto al antecesor de “The Black Album”. “Sabíamos que teníamos que seguir adelante y “The Black Album” era todo lo contrario. Así que cuando Lars y yo volvimos a reunirnos tras un breve descanso, dije: ‘Tenemos que intentar escribir canciones más cortas y directas’.

Un símbolo de guerra y minimalismo

Continuando con el criterio de ir al grano, Lars Ulrich comentó que, tras ver una revista de metal, se dio cuenta que todas las portadas de álbumes del género eran exactamente iguales: sangre, demonios, acero y demás dibujos animados de los que decidieron alejarse. El resultado fue la icónica portada en negro adornada con la serpiente lista para atacar de la bandera de Gadsden. Esta bandera fue creada por el general Christopher Gadsden en el año 1775 y representó la lucha a favor de la independencia estadounidense de la corona inglesa; cabe aclarar que el tema Don’t Tread on Me, es la leyenda que se lee en la bandera original.

Enter Sadman y su oscuro origen

El tema que abre “The Black Album” se ha convertido en todo un ícono no sólo de Metallica, sino del thrash metal. La letra que llegó al corte final habla sobre Sandman, el personaje del folclor anglosajón que se encarga de proteger los sueños de las personas, sin embargo, James Hetfield tenía otros planes para la canción y es que originalmente iba a hablar sobre la muerte de cuna y “Sandman se había llevado al bebé mientras dormía. La idea no le gustó ni a Kirk Hammett ni a Bob Rock por lo que tuvo que cambiar la letra.

Respecto a su sólo, Hammett también reveló que está inspirado en Magic Man de Heart, específicamente del sampleo que Ice-T usó dentro de su álbum Power. Otro punto a destacar es que ‘Enter Sandman’ no sería el sencillo principal, sino Holier Than Thou, sin embargo, después de otra acalorada discusión (frecuentes durante la realización de “The Black Album”) Ulrich, con ‘Enter Sandman’ se quedó con el primer lugar.

‘Nothing Else Matters’: Metallica y las canciones de amor

Si a cualquier fanático le hubieras dicho antes de 1991 que Metallica lanzaría una canción de amor, seguramente la conversación hubiera podría ser otra. Metallica no tenía intenciones de tratar esas temáticas, sin embargo, la banda encontró muy interesante la canción que Hetfield había escrito como una forma de autorelajación durante las giras de …And Justice for All. Hetfield no estaba de acuerdo en grabarla, mucho menos para un álbum de Metallica, sin embargo, el resto de la banda insistió y se convirtió en uno de los temas más emblemáticos, siendo además el primero en llegar a las mil millones de reproducciones en YouTube. Cabe mencionar que Kirk Hammett tampoco vio con buenos ojos esta canción en un principio.

“Todo lo que podía pensar en ese momento era, ¿James escribió una puta canción de amor a su novia? Eso es simplemente raro”, reveló el guitarrista en una entrevista de 2001. Un dato curioso es que, durante las grabaciones de “The Black Album”, Lars Ulrich, Kirk Hammett y Jason Newsted se habían divorciado, posible razón por la que terminaron por ver con buenos ojos a ‘Nothing Else Matters’.

La gran evolución vocal de James Hetfield cortesía de Chris Isaack

“The Black Album” también significó un gran avance para Hetfield en su forma de cantar, en ese momento decidió llevar su voz a un nuevo nivel después de volverse un gran fanático de ‘Wicked Game’, el legendario tema de Chris Isaack que se convirtió en todo un fenómeno a principios de la década de los años noventa. Bob Rock reveló que Hetfield llegó a él con la intención de que lo ayudara a sonar como Isaack y poco a poco, el frontman de Metallica consiguió un sonido más limpio en su voz.

“(Hetfield) me puso un disco de Chris Isaak y me dijo: ‘En ‘Nothing Else Matters’ y ‘The Unforgiven’, quiero cantar. Cómo se canta así?”, declaró el productor en 2015. “Le dije: ‘Te voy a conseguir un gran sonido vocal, para que no tengas que doblar la voz’. Lo que se oye en la voz de Chris Isaak son los matices cuando canta: no está doblado. Está actuando de verdad. Tú interpretas’. Lo preparamos para que estuviera cómodo y tuviera un gran sonido vocal, y luego cantó. Cada día mejoraba y se sentía más cómodo. Se convirtió en un gran cantante”.

Celebra el 30° aniversario de “The Black Album” de Metallica escuchándolo aquí:

Fuente U. Monterrubio/Rolling Stone