16 abril, 2024

Extra! News

extranews.com.ar

Netflix: El fascinante true crime sobre la desaparición inexplicable de ‘La chica del Vaticano’

Docuserie con un espectacular true crime, un subgénero con una producción que se ubica entre lo más visto de la plataforma de streaming.

‘La chica del Vaticano: la desaparición de Emanuela Orlandi’ es la nueva miniserie de Mark Lewis, quien escribió y dirigió uno de los documentales sobre crímenes reales más comentados e inquietantes de los últimos años, ‘Note metas con los gatos: Un asesino en internet’ (Don’t F**k With Cats: Hunting an Internet Killer, 2019). Ahora regresa a Netflix con un nuevo y ambicioso proyecto producido por la productora de televisión británica Raw.

La serie documental de cuatro episodios se estrenó en Netflix el 20 de octubre para abordar un caso que fue noticia en todo el mundo y no ha dejado de generar teorías que lo han relacionado con intrigas que involucran a servicios secretos de varios países, la mafia italiana o el propio Vaticano, que siempre ha negado las acusaciones de encubrimiento.

Una historia llena de curvas imposibles

La historia del documental comienza en junio de 1983, en un día particularmente caluroso en la Ciudad del Vaticano. Emanuela Orlandi, de 15 años, va a su escuela de música para ensayar, pero nunca regreso a casa. La familia Orlandi comienza sus intentos desesperados por buscar a la adolescente, encontrándose con distintos acontecimientos que los llevan a callejones sin salida.

Las sospechas surgen cuando el Vaticano parece estar involucrado en el caso, debido a una llamada telefónica de los supuestos secuestradores exigiendo la liberación de Mehmet Ali Agca a cambio de Emanuela. Pero Ali Agca, el hombre que intentó asesinar al entonces Papa Juan Pablo II y fracasó, condena el secuestro y revela nuevos datos que introducen otra vuelta de tuerca al caso.

En medio de dudas y especulaciones sobre la identidad de los secuestradores, el plazo pasa y el caso de la desaparición de Emanuela sigue sin resolverse. A lo largo de los años, la familia Orlandi mantiene sus esperanzas mientras intenta encontrar alguna pista que pueda señalarles a Emanuela, pero solo consiguen llegar al mismo punto, frustrados, una y otra vez, tras pasar por teorías de todo tipo desde conexiones de la Guerra Fría y la KGB a la pedofilia de élites.

Certezas y ángulos muertos

Puede que ninguna de las historias que surgen a lo largo del documental sean ciertas, pero gracias a ‘La chica del Vaticano’ descubrimos que hay facciones que trabajan dentro del Vaticano para impulsar ideas más conservadoras y restaurar el catolicismo en el Bloque del Este, conexiones de la santa sede y mafia, con miembros de la pandilla Magliana considerados como principales sospechosos de secuestro.

Pero quizás lo demencial de la odisea es que décadas después de la desaparición de Emanuela, aparecen nuevos rostros que afirman estar directamente involucrados en el secuestro pero, a pesar de todos los desarrollos simultáneos y pistas, el caso sigue sin resolverse. Es una historia digna de Dan Brown que recuerda al caso Getty de ‘Todo el dinero del mundo’, pero todo resulta mucho más oscuro.

‘La Chica del Vaticano’ se nos cuenta a través de entrevistas con la familia de Orlandi, testigos de la desaparición, involucrados y periodistas. El Vaticano se negó a participar , y entre los misterios sin resolver también hay laberintos sin salida y oportunistas que se quisieron aprovechar de la búsqueda incesante de la familia. La narración va tejiendo tramas que abarcan décadas, contrastadas con la opinión y declaraciones de profesionales que pasaron por el caso de una u otra forma.

Un thriller político sin límites definidos

El ángulo más interesante es cómo se revela una desaparición con una historia geopolítica que es capaz de contar mucho sobre Italia y su característica coexistencia de distintas fuerzas extremas, desde la política y los negocios a la religión y el crimen organizado. Además, la docuserie presenta una nueva teoría con una amiga de la infancia muy cercana que revela aspectos más turbios de lo presentado hasta el momento.

La serie tiene flashbacks con pistas y evidencias que hacen rebobinar y repasar los detalles vistos y aportan nuevas perspectivas, no sobra ni un minuto y pese a su duración hay material muy resumido. Tan plagado de elementos relevantes que incluso desde el estreno del documental ha habido más giros y Giulio Gangi, el agente del servicio de inteligencia nacional italiano involucrado en la investigación inicial en 1983, murió repentinamente el 2 de noviembre de 2022 tras concertar una cita con un periodista para aclarar algunos puntos sobre el caso.

Su muerte sigue a la revelación sobre las tres carpetas de alto secreto relacionadas con el caso Orlandi en posesión de los servicios de inteligencia italianos ahora han desaparecido. Además, el Papa Francisco ha ordenado reabrir una investigación, unas semanas después de que la familia hiciera un llamado al parlamento italiano para que se hiciera cargo de la causa. ‘La chica del Vaticano’ sigue vigente en el 40 aniversario de la desaparición de Emanuela, por lo que el capítulo cinco aún está por escribir.

Por Jorge Loser/Spinof