17 junio, 2024

Extra! News

extranews.com.ar

Una muestra donde la belleza de las imágenes y la música abrazan y conmueven

"No es una retrospectiva: es la apertura de 'los archivos' que contienen el imaginario de una mujer pionera y multifacética", indican al entrar a las tres salas del Centro Cultural Recoleta donde se despliegan vestuarios, dibujos, gigantografías, animaciones y dispositivos escenográficos de Renata Schussheim.
Foto Alfredo Luna
Foto: Alfredo Luna

El mundo del arte y del espectáculo que durante 50 años Renata Schussheim alimentó con su obra se exhibe en la muestra «Al rojo vivo» en tres salas del Centro Cultural Recoleta, donde se despliegan vestuarios, dibujos, gigantografías, animaciones y dispositivos escenográficos desde una mirada contemporánea que invita a revisitar momentos emblemáticos del rock nacional, dibujos con animación, glamorosos trajes que la artista diseñó para óperas, musicales y ballets, y esculturas en 3D de protagonistas de los espectáculos Alicia y La flauta mágica, en un juego de luces, color y música creado para la ocasión.

«No es una retrospectiva: es la apertura de ‘los archivos’ que contienen el imaginario de una mujer pionera y multifacética, que en esta exposición montada en tres salas vinculadas entre sí, abre el cuerpo de su obra para presentarlo desde una mirada contemporánea, invitando a un viaje con ideas convocantes, sentido del humor, sugestión y poesía», explica un texto al ingreso de las salas, que se podrán visitar a partir de este viernes.

«Me encanta exponer en septiembre, octubre, porque es primavera y es mi cumpleaños», dice la artista en diálogo con Télam tras una recorrida por la muestra junto al grupo de colaboradores con quienes concretó la puesta y los jóvenes del espacio cultural que estarán en contacto con el público cuando la visiten y a la vez serán custodios de todo el material expuesto, una tentación para los posibles fanáticos visitantes.

“Es tiempo de agradecer porque estas muestras son un oxígeno, una ventana para pensar en otra cosa, recordar cosas divinas, escuchar buena música y salirse del mambo de lo cotidiano que está denso no solo en Argentina, sino en todo el mundo” Renata Schussheim

Foto Alfredo Luna
Foto: Alfredo Luna

«Al rojo vivo», curada por Romina Del Prete, involucró a muchas personas para quienes la artista manifiesta su reconocimiento. «Es tiempo de agradecer porque estas muestras son un oxígeno, una ventana para pensar en otra cosa, recordar cosas divinas, escuchar buena música y salirse del mambo de lo cotidiano que está denso no solo en Argentina, sino en todo el mundo. El artista tiene que cumplir ese rol, dar un lugar que te realimente, te emocione, eso es lo más importante», asegura Schussheim, dibujante, pintora, escultora, directora de arte y diseñadora de vestuario.

El inicio de la muestra en la sala C, cubierta de rojo en sus paredes, pisos y techo, está dedicada al teatro, la ópera, el musical y el ballet en los que la artista participó con el diseño de vestuarios, 12 de los cuales se exhiben en tonos de rojo, bordó y púrpura en el centro de la sala sobre una larga pasarela. Estos vestidos, que aparecen con un halo de magia y misterio, formaron parte del vestuario de las obras «Las amargas lágrimas de Petra Von Kant», que usó Muriel Santa Ana; «Kuarahy», obra a cargo del ballet de Julio Bocca; así como vestuarios para «Aquelarre», «Sweetney Todd» y «Diatriba de amor contra un hombre sentado» -protagonizada por Graciela Dufau- en los teatros Colón, San Martín, Maipo, Cervantes y el Luna Park.

De todos estos trajes, solamente dos estaban en poder de la artista y los demás fueron facilitados para esta exposición por los teatros Colón y San Martín.

Foto Alfredo Luna
Foto: Alfredo Luna

En el pasillo lateral se exhiben 300 figurines de las diferentes producciones textiles que fueron diseñadas por la artista y que como proyecto próximo tiene previsto reunirlos en un libro editado por Eudeba y Ampersand.

La muestra continúa en la sala Cronopios, ambientada completamente en color negro, donde dos impactantes esculturas en 3 D representan dos mitos teatrales: la Reina Roja, personaje de «Alicia», un espectáculo de Oscar Araiz inspirado en el cuento de Lewis Carroll; y la Reina de la Noche de la ópera de Mozart «La Flauta Mágica», con puesta de Sergio Renán. Los rostros de las monarcas fueron construidos teniendo como modelo a la bailarina Paula Ferraris. La Reina Roja, ataviada con un vestido del color que le da nombre y un penacho del mismo tono, gira sobre una base circular, mientras que la Reina de la Noche, aparece ataviada con un traje negro, y sobre ella pende desde el techo una guía de delicadas perlas transparentes.

Esta inmensa sala invita a continuación a disfrutar de 120 dibujos de la artista -que incluye la serie del actor y director teatral Jean-François Casanovas- que se presentan en gran tamaño y con una animación que le da movimiento a las texturas de las prendas, a los cabellos de los personajes femeninos, a un pájaro que ha atrapado una niña, o permite que caiga una lágrima por la mejilla de una mujer, entre muchas otras posibilidades para esta muestra inmersiva que puede verse desde un gran asiento color rojo.

Foto Alfredo Luna
Foto: Alfredo Luna

Dedicada a la música, particularmente al rock, al trabajo que la artista realizó con Charly García, Luis Alberto Spinetta y Federico Moura, la sala J es una invitación mágica para encontrarse con el universo de estos músicos argentinos presentes en la piel de muchas generaciones. El lugar exhibe tres chaquetas rojas de tela -enfundadas en maniquíes- con los rostros de cada uno de los músicos, mientras que 20 almohadones con imágenes de estos creadores y su tiempo convocan al visitante a sentarse en el piso para escuchar la música que emana de un video ubicado sobre una de las paredes con temas de Charly García. No bombardeen Buenos Aires, Demoliendo hoteles, Yendo de la cama al living, No me dejan salir se escuchan a todo volumen, a partir del trabajo realizado sobre materiales discográficos de la década del 80 para que se escuchen nítidamente.

Esta sala alberga también una gigantografía del dibujo creado para la tapa del álbum «Música del alma», de García, cuyos dibujos están inspirados en El jardín de las delicias, del Bosco, que Schussheim reconoce como su «padre artístico». En la muestra se exhibe una deconstrucción de esa obra expuesta en el disco, con extractos de la misma en 25 serigrafías.

«El disco original no me preguntes dónde quedó ni quién lo tiene», dice la artista que cuenta que llegar a una de esas tapas fue tarea de Cumby Giraudi que hizo las impresiones serigráficas a partir de la tapa que le posibilitó un fan. Mientras que la gigantografía fue tarea de Hernán Giaganti. En este último sector, también se verá un cortometraje documental inédito, hecho con fragmentos de recitales, entrevistas y videoclips.

Foto Alfredo Luna
Foto: Alfredo Luna

«Esta muestra es una superproducción y haber podido en este momento juntar este grupo y la celeridad con que se armó -porque si tardábamos un poco mas no se hacía debido a lo que pasó con el dólar- es un milagro», señala Schussheim, quien destaca el aporte cultural de la fundación Medifé: «por ellos puedo tener los cuadros proyectados con proyectores laser carísimos, alquilados, de mejor calidad, porque era la única manera de que esos dibujos -columna vertebral de la muestra- se vieran bien. Daniela Gutiérrez de Medifé lo vio».

También integran el equipo de trabajo de «Al Rojo Vivo» Damián Laplace en el diseño de la banda sonora, Roberto Traferri a cargo de la iluminación, Matías Otálora en animación de video, Gianfranco Quattrini en edición de video, Martín Gorricho en diseño gráfico, Mario Astutti en escultura y dispositivos escénicos y Adriana Maestri en la realización escenográfica. Mariana Seropian y Laura Copertino en vestuario y estampas, y Romina Del Prete también como productora.

La gran producción de la artista tuvo una presencia protagónica el año pasado, en la Bienal de Arte Joven, también en el Recoleta, donde expuso la escultura de una sirena de cabello colorado, sobre una tarima, de frente a un paisaje de naturaleza cambiante y en medio de una música envolvente.

Este año, en abril inauguró «Fulguraciones», en el Centro Cultural Borges, donde la profundidad del mar se eleva retroalimentando el misterio de la vida con sus luces y sombras.

Foto Alfredo Luna
Foto: Alfredo Luna

Desde 1969, Schussheim expone en forma individual en las galerías de arte más importantes de Argentina y muchos de sus trabajos han sido exhibidos en Ciudad de México, Rio de Janeiro, Sao Paulo, París, Lille, Nápoles, Torino y Ginebra. Ilustra libros y realiza publicaciones en revistas de Buenos Aires y Nueva York. Ha sido invitada al Festival de Nantes donde presentó su instalación «Homenaje a Carlos Gardel» y al Festival de Teatro de Caracas con su exposición «Confidencial». Otros trabajos de similar envergadura fueron «Travesía», «Nave» y «Epifanía», expuestos en el Centro Cultural Recoleta y en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Trabaja con el coreógrafo y director Oscar Araiz adaptando textos, codirigiéndolos o diseñando el vestuario de sus piezas. Colaboró con artistas como Julio Bocca, Jean-François Casanovas, Mitslav Rostropovich, Lluís Pascual, Sara Baras. Realizó y diseñó shows para Charly Garcia en varias oportunidades, como «Bicicleta», «Piano Bar», «Ferro» y «Líneas Paralelas» en el Teatro Colón.

Asimismo, trabajó en muchas de las óperas dirigidas por el español Emilio Sagi en España, Francia, Portugal y Rusia. Fue galardonada con los premios ACE, Hugo, Florencio Sánchez, Trinidad Guevara, Estrella de Mar, María Guerrero, Konex de Platino y Premio Shakespeare otorgado por la Embajada Británica y la Fundación Romeo.

Foto Alfredo Luna
Foto: Alfredo Luna

«Al Rojo Vivo»

Se podrá visitar con entrada libre y gratuita de martes a viernes de 13.30 a 22, y sábados, domingos y feriados de 11.15 a 22, en el Recoleta, ubicado en Junín 1.930, de la ciudad de Buenos Aires.

Fuente