24 mayo, 2022

Extra! News

extranews.com.ar

‘X’ (2022): horror, sexo y sangre slasher de los 70

Un reciente estreno de horror-slasher que vale poderosamente la pena es “X” (2022), nueva película del cineasta estadounidense Ti West, protagonizada por Mia Goth.

Por Juan Velis

En este nuevo film de West, reconocido mayormente por otras producciones de terror como The House of the Devil (2009) y The Innkeepers (2011), eclosionan y convergen de manera tan desmesurada como armónica una cuantiosa serie de alusiones y homenajes cinéfilos al folk horror de los 70-80, sazonados con dosis de comedia negra y porno amateur. Un cóctel atractivo y divertido, pero no por eso más ligero ni ingenuo: hay un ferviente trasfondo de crítica social a ciertos paradigmas morales que se conectan con la cuestión del libertinaje sexual en la juventud, la represión erótica y concupiscente en la desdeñada vejez, y la hipermediatización en curso de fines de los 70 con el advenimiento del video y el discurso siempre insidioso de los grandes medios (en este caso, furiosos pastores teleevangelistas). 

¿De qué va?

Centrada en 1979, ‘X’ cuenta la historia de un grupo de jóvenes cineastas que se proponen hacer una película para adultos en la zona rural de Texas, pero cuando sus anfitriones solitarios y ancianos los atrapan en el acto, el elenco pronto se encuentra en una lucha desesperada por sus vidas.

West ejecuta sus maniobras rítmicas realizativas con extremada elegancia: encuadres fragmentados típicos del cine de terror (jugando con la tensión campo-fuera de campo para revelar de a poco una presencia temerosa), planos generalísimos y vastos que ponen el acento en el contexto espacial rural y su in crescendo halo de misterio, angulaciones oblicuas (los célebres planos holandeses) para consolidar el extrañamiento y subrayar el terror desesperado en la pareja de ancianos, y música setentosa más que acorde para la ocasión. 

El puñado de personajes que nos presenta el relato es por demás arquetípico pero no por ello menos cautivante. Tres parejas de jóvenes compulsivos: la cocainómana y ambiciosa novia del viril productor ejecutivo, la deleitosa killer blonde junto al semental exmarine que protagoniza el erótico film, y el ingenuamente visionario director de cine con su retraída novia. Otra encantadora mixtura de caracteres y personalidades que entrarán en tensión y fricción de manera paulatina. 

Todos su rasgos particulares de personaje serán llevados a un seductor extremo para poner de manifiesto esos pronunciamientos ácidos y críticos que Ti West propone desde el guion: la obsesión por la fama en Maxine (Mia Goth), la imperturbada moralidad sexual en Lorraine (Jenna Ortega), la estúpida y enceguecida pasión cinéfila de RJ (Owen Campbell), la condenatoria y absurda bravía de haber ido a la guerra y servido honradamente al país en Jackson (Kid Cudi), la revolución sexual expuesta en registro de video como medio precursor y habilitante de un acceso al porno ya no solo para “los perversos de siempre”… Todo eso estalla en conflictos internos de personajes que salen a la luz y alcanzan su clímax cuando los que pierden el control sexual no son precisamente esos indómitos jóvenes sino la pareja de pecaminosos viejos que consagra la película.

Por Juan Velis/Cinéfilos