17 junio, 2024

Extra! News

extranews.com.ar

Anthology, álbum que compila el lado jazzero de Charlie Watts, el baterista de los Rolling Stones

A lo largo de su carrera, Charlie Watts rindió homenajes a Benny Goodman, Charlie Parker y Elvin Jones, entre otras glorias del jazz.
Foto Anton Corbjin (gentileza BMG).

Disponible en plataformas digitales, como así también en formato doble vinilo y doble CD, este álbum es un monumento a la “otra” identidad musical del gigante que marcó el ritmo de The Rolling Stones durante 58 años. Anthology, álbum doble que compila una selección de lo mejor del catálogo jazzero de Charlie Watts, el legendario baterista del grupo, fallecido en 2021. Recoge un período de casi 20 años de su importante catálogo de grabaciones de jazz en diversas configuraciones, como cuarteto, quinteto, tentet y orquesta.  

La elección del set de batería jazzera que Watts utilizaba en los Rolling Stones (tres platillos y una pareja de hi-hat) no era casual. En paralelo a su trayectoria con el grupo, Watts desarrolló una carrera como solista vinculada al lenguaje que, acaso, haya sido el que más amaba: el jazz.

Te puede interesar: El videojuego Stray llegará a Xbox en agosto

Desde mediados de los 80, cuando lanzó su primer disco como solista al frente de una big band que incluía entre sus filas a notables solistas ingleses como el saxofonista alto Peter King, los saxofonistas tenores Evan ParkerDanny Moss y Courtney Pine, los trompetistas Harry Beckett Jimmy Deuchar y el trombonista Paul Rutherford, entre otros, mostró una veta distinta a la que le había dado la fama como miembro fundador de los Rolling Stones. En esa oportunidad, la orquesta versionaba clásicos como “Stompin´ at the Savoy”, popularizado por la orquesta de Benny Goodman“Lester Leaps in”, un homenaje a Lester Young y Count Basie y “Scrapple From The Apple”, una de las más emblemáticas composiciones de Charlie Parker.

En febrero de 1987 llegó a la portada de la revista Down Beat, una biblia para los amantes del jazz. En esa entrevista, mencionaba a algunos de sus referentes del género en su instrumento, como Chico HamiltonMax RoachBuddy Rich y Dave Tough. También mencionaba sus excursiones al Ronnie Scott, el mítico club londinense, donde recientemente se habían presentado leyendas como Chet Baker y Buddy Rich. También elogiaba el solo de Louie Bellson, otro baterista notable, en “Skin Deep”, compuesto por Duke Ellington. Y confesaba, además, que no practicaba para tocar jazz especialmente:

“Para mí es lo mismo que tocar rock & roll. Hay que desempeñar distintas funciones, pero en realidad es el mismo tipo de trabajo”.

A comienzos de los 90, Watts realizó dos discos honrando la obra de Charlie Parker. From One Charlie (1991) reproducía en las liner notes ese homenaje seminal de los 60, y las composiciones propias, al frente de un cuarteto integrado por Peter King en saxo alto, Gerard Presencer en trompeta, Brian Lemon en piano y Davd Green en bajo, se lucían entre versiones de clásicos como “Relaxin` at Camarillo”. Y en 1993 lanzó otro tributo a Parker, en este caso grabado en vivo y a su quinteto se le añadía una sección de cuerdas, e invitados especiales como Bernard Fowler, corista de los Rolling Stones, en “Lover Man”.

En su último álbum, grabado en vivo en Copenhague y editado por el sello Impulse en 2017, lo acompaña la Danish Radio Big Band, y el repertorio incluye la suite que Watts compuso en honor al baterista Elvin Jones y versiones jazzísticas de los Rolling Stones como “(Satis) Faction”“Paint it, Black” y “You Can´t Always Get What You Want”.

Fuente Rolling Stone