15 julio, 2024

Extra! News

extranews.com.ar

Bard ya habla nuestro idioma

La evolución de la Inteligencia Artificial está tomando una velocidad vertiginosa. Escribe en primera persona la vicepresidenta de Google para Hispanoamérica.
-Foto ilustrativa/Web-. Cómo funciona Bard, el «ChatGPT» de Google desarrollado con inteligencia artificial.

Por Adriana Noreña, vicepresidenta de Google para Hispanoamérica.

La evolución de la Inteligencia Artificial, que desde hace más de 7 años Google viene desarrollando en múltiples productos, diferentes plataformas y aplicaciones está tomando una velocidad vertiginosa. En los casi 18 años que llevo trabajando en Google, he tenido muchas veces la misma sensación de asombro cuando la tecnología impacta nuestras vidas al permitirnos, de un día para otro, hacer cosas que antes de concretarse, parecían simplemente imposibles.

Me ocurrió cuando presentamos Google Maps, cuando lanzamos el Traductor o cuando el mundo pudo empezar a buscar a través de imágenes con Google Lens. Pero sin dudas, el impacto más grande fue con la llegada de Bard, nuestra nueva herramienta experimental conversacional que se basa en Inteligencia Artificial generativa y que ya está disponible en más de 40 idiomas, incluido, desde el último 13 de julio, el español.

Google Bard: Audacia y responsabilidad

Hace muy poco, Sundar Pichai, CEO Global de Google, dijo que la Inteligencia artificial representa para la humanidad un cambio más profundo que el fuego o la electricidad. Y creo que está en lo cierto. Pero justamente por eso, es absolutamente fundamental desarrollar esta tecnología con iguales dosis de audacia y responsabilidad.

Muchos de los productos de Google que alguna vez se lanzaron en “beta” y que hoy ya están totalmente integrados a nuestras vidas cotidianas, han basado su éxito en la utilización e iteración. Con el tiempo, se fueron perfeccionando gradualmente hasta llegar a hacer más fácil las vidas de millones de personas.

Bard IA
Bard IA

Una herramienta más perfectible que perfecta

Bard no es la excepción, y a pesar de que ya está siendo utilizado por miles de personas en todo el mundo, sigue siendo una herramienta experimental, más perfectible que perfecta.

Creado a partir de años de investigación y desarrollo, y de tecnologías propias de Google que están en la base de muchas de las soluciones de IA que hoy conocemos, Bard es un aliado único a la hora de satisfacer nuestra curiosidad, impulsar nuestra creatividad y desarrollar nuestra productividad, pero aumentará gradualmente sus capacidades a medida que más personas ayudemos a esta herramienta a aprender.

Muchas veces hemos dicho en Google que el desarrollo de la inteligencia artificial se parece más a una maratón de largo aliento que a un sprint corto y veloz. En esa apasionante maratón, Bard está avanzando firmemente, en línea con los sólidos principios éticos que hemos definido hace ya algunos años, y gracias al apoyo de un equipo multidisciplinario de Google llamado T.A.S.C. (Tecnología, AI, Sociedad y Cultura), que está abordando la IA con especialistas de diversos campos para mantener la dirección correcta y con la integración de diferentes perspectivas.

Una IA útil para todas las personas del mundo

La posibilidad de utilizar Bard en nuestro propio idioma, el español, y de pedirle cosas tan dispares como redactar un correo electrónico, aprender a hacer cosas nuevas o ayudarnos a preparar una presentación, representa un salto sin precedentes y es, para Google, un nuevo paso adelante en nuestro objetivo de poner la inteligencia artificial al servicio de todas las personas del mundo.

Sin embargo, estoy convencida de que no podremos alcanzar ese objetivo solos. Debemos trabajar juntos, y es por eso que dejo abierta la invitación para que usemos Bard en español, que nuestra comunidad hispanohablante lo ponga a prueba, y que entre todos formemos parte activa de este vibrante y desafiante momento de la humanidad. Una buena manera de probarlo sería pidiéndole a Bard que hiciera un resumen de este artículo, no?

Juntos, podemos hacer de la inteligencia artificial una herramienta útil para potenciar nuestro entendimiento del mundo, impulsar nuestra creatividad y ayudar a empresas y organizaciones de toda América Latina a crecer y transformarse digitalmente.

* Por Adriana Noreña, vicepresidenta de Google para Hispanoamérica.

Fuente La voz