29 julio, 2021

Extra! News

extranews.com.ar

Derek Riggs, ilustrador de Iron Maiden reconocido como el más importante e influyente del metal de todos los tiempos

Derek Riggs dibujante que se fue reconocido como uno de los más importante dentro del mundo del metal

Cuando nos referimos a dibujos, bosquejos y tapas de álbum en la música hay una cara más sinónimo de metal que la de cualquier músico, Eddie, también conocido como Ed The Head, también conocido como Ed Hunter, la mascota zombificada de Iron Maiden que fue creada y pintada por el artista Derek Riggs.

Todas las portadas de Iron Maiden tienen su nombre y es realmente importante, la reconocida revista Kerrang! eligió a los mejores ilustradores del metal quienes crearon el aspecto visual de las bandas y ayudó en la imagen que proyectaron impactando a los fanáticos que iban a comprar discos, como a las personas que se escandalizaban.

Cuando se dibujó a Eddie originalmente, su primera imagen se tituló ‘Electric Matthew Says Hello’ pero los miembros de la banda vieron la obra y le sugirieron al artista autodidacta que lo dibuje con cabello y así nació Eddie con un aspecto punk y desde luego la primera portada homónima de Iron Maiden. Derek no solo creó la figura de portada del álbum más icónica del metal, sino que también acuñó la idea misma de que las bandas de metal tuvieran mascotas.

Derek Riggs el creador de Eddie y de varias tapas de discos de Iron Maiden lidera ese ranking en la que se cita a los mejores 15 artistas. Pero no olvidemos que en esa lista hay personalidades del arte como Michael Whelan o Doug Johnson quienes están en el puesto 11 y 13.

El primero Michael Whelan es conocido por pintar con su estilo lovecraftiano las principales portadas de Roadrunner Records, principalmente las de Sepultura (Beneath the Remains, Arise, Chaos A.D.), así como el “Cause of Death” de Obituary.

El segundo Doug Johnson mejoró el aspecto de Judas Priest dando imagen a discos como “Screaming for Vengance”, “Defenders of the Faith” y “Turbo”.

Volviendo a Derek Riggs, allanó el camino para que muchas bandas tuvieran su mascota siguiendo una linea propia de cada una de ellas, el arte le da vida al álbum materializado proyectando su marketing entre otra vertientes que además tambien involucra la oferta y demanda. Sin detenernos en este último, el artista conecta lo que banda intenta dar como mensaje en conjunto con el contenido musical del mismo, creando diferentes bosquejos, y muchas bandas intentan dar vida a una secuencia de arte paralela a sus años de vida como banda musical (citando lo antes mencionado como mascota), esa simbiosis genera una combinación ideal donde juntos en un escenario es algo majestuoso.

No es para nada fácil dar vida a Eddie (Ed The Head) o Snaggletooth de Joe Petagno (Motörhead) o a tantas tapas de álbumes en obras de Wes Benscoter, su arte desde ya es difícil, plasmar un horrible rostro en un ambiente como el infierno con mucha pudrición, sangre, sin olvidar el lado oscuro maldito y hacer que todo eso se vea elegante y poético, bosquejos complicados para bandas de metal extremo.

Más importante aún, las representaciones de Derek Riggs son coloridas y atmosféricas de paisajes urbanos y escenarios históricos ayudaron a informar toda la estética del heavy metal, agregando una sensación de exageración de alto funcionamiento a la apariencia y el sonido del género. Cuando tengas un disco en la mano veas el arte del mismo que es «arte de heavy metal», que generalmente representa una ciudad incendiada u oscura con callejones, un mutante vestido de cuero o un hombre robusto con fuego y metal en sus manos tienes que agradecer a este hombre.