16 abril, 2024

Extra! News

extranews.com.ar

Por qué Mark Zuckerberg eligió el momento justo para darle el golpe a Elon Musk

Los usuarios de Twitter, tanto los que “viven” en esa red social como lo que cada tanto nos damos una vueltita para ver qué pasa, nos desayunamos esta semana con una nueva serie de nuevas medidas impuestas por Elon Musk que fueron catalogadas como “las peores” o “el mayor error” cometido por el megamillonario desde que compró la plataforma.

A grandes rasgos, lo que hizo fue limitar a una cifra que se supone está entre 600 y 800 la cantidad de posteos que cualquier usuario gratuito puede ver. Teniendo en cuenta que por “ver” se entiende aunque más no sea hacer scroll por el feed de contenido, la cifra puede parecer algo pequeña.

Como sea, en un principio también había hecho imposible que cualquiera pudiera ver un tuit sin estar logueado en Twitter, lo que dejó en offside a la propia herramienta para embeber tuits en otros sitios.

El dueño de Tesla está hoy en el foco de las críticas por volver a tomar caprichosas decisiones, que parecen destinadas a romper el juguete que compró por 44 mil millones de dólares, y tiene desde este jueves 6 de julio un motivo más para preocuparse. Bah, si es que en verdad le preocupa algo al hombre más rico del mundo.

Con un timing impecable, Mark Zuckerberg lanzó Threads de Meta. La herramienta, que consiste en conversaciones a partir de “hilos”, como indica su nombre, no es otra cosa que un clon de Twitter, con la enorme ventaja de que no tendrá opción de pago monetario y para usarla bastará con loguearse con el usuario de Instagram.

Ahora bien, ¿qué tan seria es la amenaza, independientemente de cómo lo tome el fanfarrón de Musk? Yo diría que es muy seria.

Sin duda, en medio del caos de Musk han surgido otros imitadores de Twitter que han intentado sacar provecho de las frustraciones con Twitter ofreciendo una alternativa. Bluesky y Mastodon están dando lo mejor de sí para atraer usuarios, pero siguen muy por detrás en cuanto a adopción. Vale decir que no convencen masivamente de salirse de Twitter.

Pero la historia de Zuckerberg, aunque no lo pinta como especialmente inventivo, lo pone en un lugar destacado cuando se trata de imitar con éxito a sus pares. Las Stories de Instagram hace tiempo que superaron a las Snap Stories originales. Reels no es tan popular como TikTok, pero tiene un alto índice de visitas. Nos guste o no, “Zuck” es un maestro a la hora de identificar conceptos novedosos y de éxito en otras plataformas e integrarlos en las distintas aplicaciones de Meta.

Y además, no es lo mismo aparecer de la nada con una opción a Twitter que hacerlo como parte de una red social ya establecida como Instagram, que además es parte de Meta. En los primeros meses de 2023, al menos 3.020 millones de personas al día utilizaron una app propiedad de Meta, ya fuera WhatsApp, Facebook o Instagram. Un numerito.

Para mejor (o para peor, desde el punto de vista de Elon), Mark estaba esperando hace mucho tiempo la oportunidad de hacer bien lo que Twitter hizo siempre mal.

En el libro de 2013 Hatching Twitter, el autor Nick Bilton escribió que Zuckerberg una vez describió Twitter así: “Es como si condujeran un auto de payasos a una mina de oro y cayeran dentro”.

Threads, su versión de una red social de microposteos, se lanzó en Estados Unidos y buena parte del mundo (acá también) este jueves y está claro que todavía tiene un par de problemas que resolver. Como el hecho de que no podría empezar a funcionar ya mismo en los países miembros de la Unión Europea porque importa los datos de los usuarios de Instagram, incluidos los relativos al comportamiento y de publicidad, algo que no se permite bajo el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la UE.

Pero es imposible no pensar que, de ser bien aprovechado, el momento de dar el golpe de gracia al descalabro que Twitter es hoy (debido a las pifias de Musk) es inmejorable. Hacerlo está en manos de un impensado benefactor: Mark Zuckerberg.

Fuente