4 febrero, 2023

Extra! News

extranews.com.ar

Windows recibió 5.000 veces más software malicioso que macOS en 2022


El sistema operativo desarrollado por Microsoft, Windows, recibió en 2022 5.000 veces más ‘malware’ que el creado por Apple para sus ordenadores, macOS, según ha podido saber recientemente AV-TEST.

La empresa de evaluación de soluciones ‘antimalware’ ha compartido su cuadro de estadísticas registradas sobre el crecimiento del ‘software’ malicioso que ha afectado a los principales sistemas operativos existentes.

Malware contra Windows

Concretamente, se ha determinado que se produjeron cerca de 70 millones de nuevas muestras de ‘malware’ en Windows, frente a las 12.000 que registró macOS, lo que determina que el número de ‘software’ malicioso en el sistema operativo de Windows fue más de 5.000 veces superior al de Apple.

Otro de los sistemas operativos más populares, Linux, dista mucho de los dos previamente mencionados, puesto que según esta empresa se detectaron alrededor de dos millones de muestras de ‘malware’ en 2022.

A pesar de que el número total de ‘malware’ es alto en Windows, desde AV-TEST insisten en que la tasa de crecimiento de este tipo de archivos ha disminuido en los últimos meses. Concretamente, desde septiembre.

Por el contrario, el número de ataques de ‘software’ malicioso en macOS creció especialmente en los últimos meses de este año, noviembre y diciembre, a pesar de seguir registrando cifras más bajas que el sistema operativo de Microsoft.

Tres años de exposición

Conviene recordar que el pasado mes de otubre, Ars Technica adelantó que miles de equipos con sistema operativo Windows estuvieron en riesgo de ser infectados por ‘software’ malicioso durante casi tres años por un presunto fallo de los controladores de Microsoft.

Los controladores son archivos que utiliza el sistema operativo de un ordenador para comunicarse con dispositivos y ‘hardware’ externo. Estos, a su vez, cuentan con un certificado digital que, en caso de que dispongan de un ‘bug’ o error de seguridad, permite a los ciberdelincuentes explotarlo y acceder directamente al sistema.

Fuente LaVoz