24 mayo, 2022

Extra! News

extranews.com.ar

El cambio climático está provocando que la primavera se adelante dos días cada década

Conforme el planeta se calienta cada vez más, las plantas florecen más temprano en el año y el riesgo de un desajuste ecológico es cada vez mayor.
Oli Scarff/Getty Imagen

Los efectos de la crisis climática no sólo se manifiestan a partir de fenómenos extremos como los incendios forestales, inundaciones y sequías.

La emisión de gases efecto invernadero a la atmósfera desde el inicio de la era industrial está alterando las estaciones del año y con ello, el equilibrio ecológico relacionado al crecimiento de plantas y flores, la polinización, los ciclos reproductivos y las migraciones de decenas de miles de especies en todo el mundo.

Un nuevo estudio de la Universidad de Cambridge reveló que la primavera en el Reino Unido llega cada vez más temprano debido al calentamiento global, un fenómeno que podría provocar un desajuste ecológico y la extinción de aquellas especies incapaces de adaptarse a un panorama que cambia a una velocidad cada vez mayor.

cambio climático primavera
Getty Imagen

A partir de las series históricas de las fechas de florecimiento de más de 400 especies de plantas y su comparación con el aumento de la temperatura global producto de la actividad humana a partir de la era industrial, el equipo encontró una correlación positiva entre una floración temprana y temperaturas más altas:

Aunque los datos permitieron analizar las floraciones desde 1736, el equipo encontró que en el último periodo estudiado (de 1987 a 2019), la fecha de floración promedio se ha adelantado un mes respecto al periodo anterior (de 1753 a 1986), una tendencia más notoria en las hierbas por encima de los arbustos y árboles.

El estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B concluyó que en 1987, la floración media ocurrió el 12 de mayo; sin embargo, el promedio desde entonces se ha recorrido hasta el 16 de abril, casi un mes antes.  Una evidencia similar se registró en marzo de 2021 en Japón, cuando la temporada del florecimiento de los cerezos se adelantó al menos 12 días, un hecho inédito en más de 1,200 años de observaciones.

Dan Kitwood/Getty Imagen

La floración temprana puede ser el primer paso de un desajuste ecológico con graves consecuencias para el ecosistema, los polinizadores y la agricultura en general:

”Cuando las plantas florecen demasiado pronto, una helada tardía puede matarlas, un fenómeno que la mayoría de los jardineros habrán experimentado en algún momento. Pero el riesgo aún mayor es el desajuste ecológico: Las plantas, los insectos, las aves y otros animales han coevolucionado hasta el punto de sincronizarse en sus etapas de desarrollo”, explica Ulf Büntgen, Profesor del Departamento de Geografía de Cambridge y líder del estudio.

”Cierta planta florece y atrae a un tipo particular de insecto, que atrae a un tipo particular de pájaro, y así sucesivamente. Pero si un componente responde más rápido que los demás, existe el riesgo de que no estén sincronizados, lo que puede hacer que las especies colapsen si no pueden adaptarse lo suficientemente rápido”.

Fuente National Geographic