9 diciembre, 2022

Extra! News

extranews.com.ar

La esperanza de vida de las abejas se ha reducido a la mitad en menos de 50 años

A causa de la pérdida de sus colonias en Estados Unidos, la esperanza de vida de las abejas mieleras se ha reducido al 50 % desde los 70.
foto: Patrick Pleul a través de Getty Imágenes

Sucedió en un laboratorio de la Universidad de Maryland. Al trabajar con abejas melíferas, los investigadores se dieron cuenta de que los ejemplares se estaban muriendo demasiado rápido. Aunque estaban en un entorno controlado de estudio, la resistencia de los insectos era notablemente más corta que en estudios realizados en las últimas décadas.

Al observar esta tendencia, los científicos de la universidad en Estados Unidos revisaron el acervo histórico. Con estos registros, identificaron un fenómeno alarmante: la esperanza de vida de las abejas se había reducido a la mitad en los últimos 50 años. Ésta es la razón.

¿A qué se deben estas muertes precipitadas?

A pesar de los estándares mejorados para mantener las abejas melíferas en el laboratorio, la investigación de la UMD muestra que las abejas enjauladas tienen una esperanza de vida más corta que hace 50 años. | Crédito: Anthony Nearman / UMD

De acuerdo con los investigadores, la esperanza de vida de las abejas melíferas se ha reducido por dos factores específicos. En primer lugar, el medio ambiente ya no está siendo lo suficientemente saludable o propicio para que las colonias se desarrollen. Por ello, se ha notado una pérdida importante «para los apicultores comerciales en Estados Unidos», escriben los autores en un comunicado.

Aunque las condiciones en un laboratorio son diferentes a las del campo, históricamente la esperanza de vida de las abejas en ambos entornos han sido similares. Por ello, los investigadores atribuyen esta pérdida a la rotación en las colonias que, aunque ha beneficiado al negocio mielero, está impactando directamente al bienestar de las abejas.

Anteriormente, este mecanismo favorecía que las abejas envejecieran y murieran de manera natural. Era parte del ciclo del negocio, también. Ahora, los insectos están más estresados, se enferman más fácil y están mas expuestos a los pesticidas que erradican a ciertas plagas, que las envenenan sin querer.

¿Una cuestión genética?

Además de todo lo anterior, los científicos en Estados Unidos rastrearon posibles factores genéticos que promuevan estas muertes tempranas. Como las abejas de las colonias se aislaban antes de alcanzar la adultez, parece ser que el factor decisivo sí está en el ADN de la especie. El estudio se publicó recientemente en Scientific Reports, y parece haber encontrado una solución al problema:

 “Esto introduce la idea de un componente genético. Si esta hipótesis es correcta, tambien apunta a una posible solución. Si podemos aislar algunos factores genéticos entonces tal vez podamos criar abejas melíferas más longevas”. explica Anthony Nearman, investigador del departamento de entomología y autor principal del estudio.

Los protocolos de crianza de abejas se formalizaron hasta el año 2000 en Estados Unidos. Según Nearman, intuitivamente esto querría decir que la calidad de vida de los insectos mejoraría. Sin embargo, se vio la tendencia opuesta. Estas muertes precipitadas, demás, están impactando a la especie —y también a las ganancias de los apicultores.

Ahora, el equipo de investigación en Maryland está evaluando complementar la dieta de las abejas con agua corriente, en lugar de sólo darles agua azucarada. Además de eso, plantean no exponer a las abejas a pesticidas y tóxicos mientras son todavía larvas. De esta forma, no tendrán un condicionamiento genético que termine con su vida antes de tiempo. Con ello, esperan que la esperanza de vida de las abejas pueda recuperarse, poco a poco.

Fuente National Geographic