24 mayo, 2022

Extra! News

extranews.com.ar

Un estudio revela que los peces tienen autoconciencia y pueden reconocerse en un espejo

Este pequeño pez de arrecife demostró tener autoconciencia y reconocerse al mirarse al espejo.

En 2018, un equipo de investigadores de la Universidad de Osaka City puso a ocho peces de la especie Labroides dimidiatus frente a un espejo para observar si eran capaces de reconocerse a sí mismos en el reflejo. 

Y aunque en un primer momento la mayoría mostró comportamientos agresivos e intentó defender su territorio de lo que creían que era otro individuo, una vez que se habituaron a mirar al espejo comenzaron a actuar de una forma completamente distinta:

En vez de intentar atacar la imagen que devolvía el espejo, todos realizaban movimientos particulares que mostraban la mayor parte de su cuerpo reflejada, un primer indicio de que quizá podrían tener un grado de conciencia sobre sí mismos. 

Te puede interesar: Star Wars: La serie ‘Obi-Wan Kenobi’ ya tiene fecha de estreno

Posteriormente, el equipo agregó una sutil marca en la cabeza de todos los peces, un sitio inalcanzable para sus ojos, de modo que la única forma de percibirla es a través de su propio reflejo. Conocida como la prueba del espejo de autorreconocimiento, se trata de una técnica creada en la década de los 70 y ampliamente utilizada para evaluar el grado de autoconciencia en especies animales. 

Al margen de los humanos y los chimpancés, los estudios que reconocen la habilidad de autoconciencia de otras especies animales frente al espejo como las urracas, los delfines, orangutanes y elefantes no han estado exentos de polémica y se consideran necesarios más estudios al respecto antes de arrojar un resultado concluyente sobre su capacidad para reconocer su propia imagen.

autoconciencia peces
Getty Imagen

De los peces ocho peces tropicales que participaron en la prueba de la marca, siete cambiaron su postura corporal y tomaron más tiempo mirando el sitio en el que habían sido marcados. Incluso algunos intentaron alcanzar la marca y borrarla una vez que se percataron de ella.

Tras su publicación, el primer estudio fue ampliamente criticado por el tamaño de la muestra y la posibilidad de que los resultados respondieran más a una identificación con otro individuo que al autorreconocimiento de los peces que participaron en la investigación. 

Tres años después, el mismo equipo de la Universidad de Osaka City junto con el Instituto Max Planck de Comportamiento Animal y la Universidad de Neuchâtel en Suiza publica un nuevo estudio que amplía la muestra y reúne nueva evidencia de que los Labroides dimidiatus poseen la capacidad de autorreconocimiento.

En la nueva investigación publicada en PLOS Biology, el equipo aplicó la prueba del espejo de autorreconocimiento a 18 peces Labroides dimidiatus y 17 de ellos repitieron el mismo comportamiento que en el estudio anterior.

Después de un primer experimento, el equipo transfirió a los peces a otro tanque donde el espejo se encontraba en una ubicación distinta con el fin de saber si realmente podían reconocer su imagen reflejada. Entonces descubrieron que los 18 ejemplares mantenían el mismo comportamiento, sin presentar agresiones hacia su imagen devuelta por el espejo.

“Todavía tenemos mucho trabajo por hacer, en especial cuantitativamente, para demostrar que los peces (al igual que otros animales) tienen la capacidad de autorreconocimiento; sin embargo, como resultado de este estudio, reiteramos la conclusión de nuestro estudio anterior de que o bien es necesario revisar la conciencia de los animales, o la validez actual de la prueba del espejo“, concluye Masanori Kohda, profesor de la Escuela de Ciencias de la Universidad de Osaka City.

Fuente National Geographic